Turismo, la otra versión de la ciencia.

Cómo escritor es fácil expresar las ideas que se generan en la mente y que no siempre tienen fundamentos teóricos reales.  En el caso del turismo, el escritor debe tener en cuenta aquellas variables teóricas  concernientes a la turismología y su aplicación en la practica de un mundo real y competitivo. Muchos son los websites y libros que nos hablan sobre el concepto de turismología, sus orígenes, sus características e incluso el campo de trabajo y su relación social y económica.

Ahora bien, ser un escritor y un turismologo consiste en formarse como un especialista en el campo social, ya que el turismologo y el escritor trabajan, para la sociedad. Escribir y aportar los conocimientos que se tengan en una determinada ciencia son una responsabilidad y una forma sencilla de compartir sus saberes con la comunidad en general.

Lo cierto es que, la actividad turística tiene un amplio horizonte, a veces tan amplio que es muy común confundirlas con otras actividades económicas. La Organización Mundial del Turismo la define como  “…los viajes y estancias que realizan personas en lugares distintos a su entorno habitual, por un período superior a un día e inferior a un año, por ocio, negocios u otros motivos”(OMT)  y que “…implica desplazamiento momentáneo con realización de gasto de renta, cuyo objetivo principal es conseguir satisfacción con los bienes y servicios que se ofrecen a través de una actividad productiva, generada mediante una inversión previa…” (Mintur, 2012).

Teóricamente, quien se se especializa en el área del turismo, se le denomina turismólogo y éste debe ser el que participa activamente en la planificación y ejecución de la políticas y/o proyectos destinados a la actividad turística. Sin embargo, la planificación y ejecución de la actividad turística no es una ciencia tan hermética como la medicina, la arquitectura o la ingeniería; es decir, cualquiera que no tenga un titulo especializado en el área de turismo bien puede desarrollarse dentro de ésta actividad, algo que no sucede en otras ciencias. Por lo tanto el Turismo no debe comprenderse como un ciencia sino más bien como un fenómeno que puede estudiarse desde diferentes puntos de vista.

En la medicina, quien practica las labores de medico, tiene obviamente que tener un titulo y una experiencia acumulada en su área y no puede ejercer su profesión sin éstos requisitos indispensables, pero tampoco nadie más puede hacerlo,es decir; un licenciado en matemáticas no puede ejercer como medico, un físico o incluso un ingeniero no pueden ejercer como médicos, así como tampoco a un medico puede conferirsele la construcción de un edifico. Ambos tienen sus requisitos y sus campos de trabajo bien definidos. Ese no es el caso del turismo.

Muchos de lo que hoy se dedican a definir panorama de la actividad turística, no son turismólogos y probablemente en sus estudios y trabajos anteriores la practica de la turismologia no este presente. Ésto representa un desplazamiento de los verdaderos expertos por parte de otros expertos, en otras áreas, diferentes a lo que dictan sus carreras de vidas, Ésto llevaría a analizar el termino que nos define como turismólogos. En teoría se conoce como turismólogo “al profesional egresado de la universidad en el área de turismo, que conoce, estudia y analiza el turismo plenamente, este profesional tiene el grado de Licenciado en Turismo, ellos son investigadores que estudian el turismo desde el punto de vista científico.”

Escudriñar las debilidades de la turismología es una tarea ardua porque, aunque es una de las áreas de la ciencia que estudia la actividad más antigua del planeta, es un bastante joven y que por su naturaleza es difícil limitar su campo de influencia. Es difícil pero no es imposible. Por lo tanto se debe estudiar el fenómeno turístico en base a las experiencias humanas, pues estás son el motor de la actividad turísticas permitiéndonos hacernos las preguntas de ¿Por que los humanos viajan? o ¿Para qué los humanos viajan? además de considerar no únicamente al viajero sino también a la persona que brinda el servicio ya que,ambas comparten experiencias y éstas se quedan con ellas por el resto de sus vidas.

Si la consideramos como una actividad socioeconomica sabemos entonces los campos en las cuales, ésta ciencia se manifiesta. Considerando a sus profesionales como, no sólo economistas sino que además son sociólogos que se especializan en el las demandas y las ofertas que llevan a las personas a desplazarse de un lugar a otro. Lo cierto es que, el campo del turismologo aún no está bien establecido y se considera que un economista o un sociólogo puede ejercer las labores dentro del campo de la turismologia. Pero hay que tener otras aptitudes y probablemente ésto sea  lo que genera cierta ambigüedad; se debe ser ambientalista, administrador, publicista, historiador y geografo y tener grandes conocimientos en cultura.

Muchos podrían llegar a pensar que la turismología es un arte por la cantidad de conocimientos y aptitudes que se necesitan. Entonces la propuesta sería, para aclarar ésta situación, una solución sencilla: Especializaciones.

Al igual que la medicina, en la turismología hay muchas ramas y todas ella confluyen y son intrínsecas en la actividad turística.  En la medicina, existen especializaciones como, ginecología, endocrinologia, neurología, cardiología, etc. Que se especializan en un órgano especifico del cuerpo y a todos ellos se les llama doctores o médicos como un termino común, siendo ginecólogo, endroquino, neurologo, cardiologo, etc los términos técnicos que corresponden a cada especialista.  ¿Podremos aplicar ésta clasificación a la turismología?

Seria definir el turismo como una ciencia que se necesite de varios especialistas en cada área de la turismologia. Pero se nos presenta un problema, ya hay economistas, hay carreras de geografía e historia e incluso de ambiente. ¿Entonces la turismologia es el circulo que las encierra a todas y toma al hombre como su epicentro, concentrando se en su desplazamiento y su relación con su ambiente? Parece que sí.

¿Cómo podríamos entonces delimitar la gestión de la turismología? La respuesta es, que no se haga, por el simple hecho de que no se podría, puesto que estudia al hombre.  Entonces generaríamos ramas de especialización. Por ejemplo, estudias tres años de turismo y los otros 5 de especialización dependiendo de la rama que quieras escoger; por ejemplo: Turismo con especialización en historia, Turismo con especialización en geografía, Turismo con especialización en economía, turismo con especialización en sociología, etc.

Y se denomina “Turismo con especialización en” porque necesitamos que estén orientadas al turismo y que éste debe ser la base fundamental de su carrera. Ésto debería ponerse sobre la mesa de debate si se quiere que el turismo sea una fuente de ingreso con un alto porcentaje en el PIB de un país, que sustituya, sobre todo en Venezuela, la participación de la renta petrolera, donde la energía nuclear no es un opción y aunque lo fuera, el turismo siempre será una actividad inherente y fundamental para el desarrollo del ser humano.

Una vez resuelto ésto, podríamos especializar a los turismologos en servicio, en los que entrarían los de la rama hotelera y gastronómica, considerándolos como el motor principal, debido a que son éstos los que verdaderamente reciben y ofrecen los servicios establecidos por las empresas para la cuales trabajan. Tenemos mesoneros, azafatas, anfitrionas,  cocineros, bartenders, agentes de viajes, guías de viajes, choferes, y recreadores que deben estar al tanto,  como todos los demás integrantes, de que pertenecen a un sistema turístico y que , al igual que una reloj, cada engranaje es vital para el pleno funcionamiento del sistema.

Anuncios

6 comentarios en “Turismo, la otra versión de la ciencia.

  1. Estimado Yorvis,

    No sabes cuánto me alegra haber encontrado este post. Te leo desde España, en concreto desde la ciudad de Valencia. Quizás te resulte curioso que te indique mi posición geográfica, pero lo hago con el propósito de contarte que desde aquí llevamos varios años intentando que las universidades (al menos la de nuestra región) sean capaces de entender aquello que tú explicas con tanta claridad y lo que nosotros venimos defendiendo arduamente.

    Tal es así, que decidimos desde PROTECTUR (www.protectur.org) comenzar nuestra andanza hacia una mejor defensa de los derechos como titulados universitarios en turismo, un nuevo modo de entender el turismo y una visión más holística de su engranaje.

    Estamos completamente de acuerdo con aquello que indicas respecto a la especialización universitaria (un grado inicial general con una especialización posterior) por la cantidad de perfiles asociados a turismo.

    Y lo que más me gusta es cómo te denominas: turismólogo.

    Así es como también nuestros miembros comienzan a identificarse, hasta tal punto, que vamos a cambiar el nombre de la asociación en este sentido.

    Quizás España sea un destino líder en recepción de turismo, pero incomprensiblemente es un país cuyos estudios universitarios en turismo quedan más bien en la cola.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Mi estimado Rubén, es todo un placer que mis pensamientos escritos hayan llegado a la madre tierra como le llamamos aquí en Venezuela.

      Nuestro caso y el de ustedes son muy similares, de hecho queremos que el turismo sea la principal fuente de ingresos para cuando el petróleo se haya acabado y para eso ponemos mucho enfasis en la actividad turística. En las universidades comenzamos a trabajar en base a proyectos socioproductivos que permite a los estudiantes, no sólo formarse para trabajar a empresas sino a formar la propia.

      Nos enfrentamos a una población que no comprende bien la actividad turística y no es para menos ya que el turismo es sumamente complejo y sólo aquellos que nos dedicamos a estudiarlo comprendemos por la experiencia, que se trata de un fenómeno. No obstante esa incomprensión radica en el hecho de que cada día surge una nueva teoría con respecto al turismo pero que mucha veces olvida el arquetipo en sí misma y sólo se basa en aplicar los conocimientos o disciplinas de otras ciencias que sólo abarcan un sector de la actividad.

      Para comprender el turismo es necesario combinar cada ciencia, arte, disciplina y doctrina para comprender como el turismo y su agente; el hombre, modifican y se alimentan del entorno, estableciendo así una relación holística y compleja como la misma naturaleza.

      Nuestro país, al igual que el tuyo tenemos el mismo dilema con respecto a nuestro potencial turístico y el turismo receptor ya que tenemos una gran diversidad en atractivos naturales y culturales aunado a la diversidad de climas.

      Sobre España escuchamos muy buenos avances con respecto al turismo y yo personalmente estoy muy atento a sus teoría sobre turismo, especialmente al turismo gastronómico.

      Sería una gran bendición para ambos países establecer una relación más cercana en materia turística.

      Quiero agradecerte por tu comentario ya que me ha llenado de mucha alegría y sorpresa. Quiero invitarte a que sigamos manteniendo contacto

      Un gran saludo desde Caracas.

      Me gusta

Dime que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s