Aquella vela

Un poema para encadenar las emociones de los noctámbulos

Emociones encadenadas

Foto: carlosmvFoto: carlosmv

Y veo cómo la llama se apaga.
Y miro hacia dónde cae
su lacrimosa masa.
Y observo cómo por su esqueleto
se escurre la cera fundida hasta la llama,
ahora, apagada.

Gema Albornoz
Copyrighted.com Registered & Protected  PNUX-XDPF-GYAQ-DHIB
Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Ver la entrada original

Anuncios

Dime que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s