¿Cuál es tu oscuridad?

Desde que nacemos nos limitan a que hablemos sobre las cosas positivas pero ésta no es la ocasión.  Espero que tanto ustedes como yo hablamos desde el corazón. Quiero que me muestren su oscuridad. Ese monstruo en el armario de su subconsciente, bajo las sábanas de su aparente cordura.

Comprendido los principios de dualidad y compensación podemos llegar a los niveles de oscuridad que existen en nosotros. Es imposible determinar donde comienza la luz y donde comienza la oscuridad pero así como la luz y la oscuridad son dos niveles de la misma cosa, hay varios niveles dentro de la oscuridad, difíciles de medir con precisión pero que he clasificado en dos tipos: oscuridad por sugestión y oscuridad por autosugestión.

Oscuridad por sugestión

En la oscuridad por sugestión participan los malos recuerdos, y traumas psicológicos en diferentes niveles; las mentiras sobre algo o sobre alguien ,el abandono o la muerte de tus padres, ser rechazados, una violación sexual, sufrir daño por un familiar o una persona cercana y haber sido testigo de un suceso que implicara muerte. Ésta oscuridad es la respuesta emocional ante esos hechos y que el tiempo se encarga de guardar en nuestro ser.

Cada ser humano tiene tiene niveles diferentes de sensibilidad a la oscuridad y cada persona presencia la oscuridad de formas muy personales. Cuando sabemos que hemos sido víctimas, que han abusado de nosotros, sentimos dolor. Ese dolor genera otros sentimientos: ira, venganza o el deseo de desquitarnos con algo o alguien. La intensidad de esos sentimientos varían en cada persona, y pueden ser leves que sólo desencadenan llanto, algunas más duras que pueden ocasionar aislamiento y frialdad o las más poderosas que pueden culminar en suceso trágicos como el suicidio o el asesinato.

Oscuridad por autosugestión

La oscuridad por autosugestión es aquella que creamos nosotros mismos. Los seres humanos somos crueles desde niños y los niños pueden ser realmente crueles con otros, pero al mismo tiempo pueden estar llenos de bondad. Por supuesto que a nosotros se nos hace difícil ver a los niños como criaturas crueles y también se nos hace difícil visualizar la crueldad y el odio que subyace en nuestros corazones.

Cuando negamos esa oscuridad en nosotros, esos malos recuerdos o traumas, creamos un cascarón de resentimiento, muchas veces de manera inconsciente, al rededor de esa oscuridad sugestionada. Nos mentimos a nosotros mismos porque no somos capaces de reconocer nuestra oscuridad o sencillamente porque no la aceptamos.

Ninguna persona puede eliminar su oscuridad (a menos que alcance la iluminación) por eso la encierra en su interior. De vez en cuando la oscuridad escapa y le causa sufrimiento así mismo y quienes le rodea.

Todos nos hemos sentido víctimas por diferentes circunstancias de la vida. No hay persona en el mundo que nunca diga “Me pasó esto” y aunque haya tenido un problema con los padres, con su pareja o con su jefe, siempre dirá “Me pasó ésto a mi”. Nuestra vida parece basarse en eso. Podemos estar tranquilos pero de pronto algo sucede y entramos en crisis. En otras palabras, nos hacemos víctimas.

Cuando nos sentimos victimas, buscamos un medio externo que mitigue el dolor que hemos encerrado. Ese medio puede ser una persona u obtener algo que deseamos. A veces no sabemos donde buscar porque la oscuridad que sentimos es tan dolorosa que no nos permite observar más allá de la crisis.

Hay ocasiones en las que esa búsqueda de la luz, significa imponer nuestra oscuridad en alguien más. Todos en algún momento hemos causado dolor a alguien; a nuestros hijos, a nuestra pareja, a nuestros hermanos y amigos.  No sólo hemos sido victimas si no también victimarios, hemos sacrificado a alguien más. Puede que ésta oscuridad sea incluso más intensa que la anterior porque nos damos cuenta que hemos causado dolor, de la misma manera que nos lo causaron a nosotros.

http://www.jeshua.net/esp/gate/gate19.htm

http://www.spiritual-revolutionary.com/Espanol/BG_espanol/Capitulo6/Bg6.5.htm http://fractalenlightenment.com/32433/spirituality/pranayama-learning-the-art-of-balanced-breathing

Anuncios

3 comentarios en “¿Cuál es tu oscuridad?

Dime que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s