Las mentiras de la web

“Interpretar, contar historias: eso es lo que la gente hace.”

La red está llena de mentiras. Muchas personas usan el Internet para reinventarse, promoviendo aquello que les gustaría ser y ocultando lo que odian de si mismos. Los blog han promovido por años, el ideal de compartirse con el mundo pero “el ideal” es compartirse tal cual somos, no inventando un nuevo “yo” según los estándares de un mundo globalizado o de prejuicios ajenos. En Internet cualquiera puede pagar para ser popular, no se necesita tener una buena personalidad o ser bueno en algo. Sabemos que el ser humano tiene muchas máscaras para ocultar el verdadero yo, no obstante la red ofrece la oportunidad, no sólo de ponernos una máscara si no que además, permite la construcción de un ser totalmente nuevo.

Mi caso por ejemplo, obedece a que casi no hablo de mi mismo, quizá por temor a parecer egocéntrico. Me gusta concentrarme en lo que realmente interesa a la gente; mis poemas, mis relatos, alguna curiosidad o cualquier noticia de interés. Esto no quiere decir que oculte mi yo, pues es suficiente (pienso yo) compartir mis ideales y mis pensamientos para que se hagan una idea de quien soy.

Cuando una persona se siente rechazada en el mundo real busca una manera de sentirse aceptado y hace lo que sea por agradar a otros. Si las personas mienten personalmente a diario ¿Por que no hacerlo en internet? En la web no tienes que darle la cara a nadie y si no puedo ser alguien en la vida real, lo seré en Internet. A veces esas mentiras pueden ocasionar grandes daños o confusiones hasta que se descubre la verdad. Por desgracia, la verdad se conoce cuando ya hemos dormido con la mentira.

En Internet podemos ser quien queramos; podemos ser fotógrafos, escritores, periodistas e incluso actores o animadores pero es probable que en nuestra realidad jamás seamos algo de eso pero ¿Que es realmente la realidad? ¿Lo que hago en internet no es real? La verdad es que es tan real como cualquier otra cosa, la única diferencia es que en Internet no hay ninguna recompensa monetaria hasta que alcanzas una cantidad considerable de seguidores o visitas. Pero entonces muchos dirán: “no lo hago por dinero” y eso está muy bien porque después de todo; el fotógrafo,  toma fotos; el escritor, escribe y el periodista es aquel que investiga y difunde una información que debe ser de dominio público. Pero la web ofrece un falso reconocimiento y sentimiento de autoestima.

No quiero decir con esto que muchos bloguers no sean lo que dicen ser en Internet. No quiero hacer una falsa generalización. Pero en Internet todo se basa en la popularidad y probablemente en la vida real no seamos tan populares. Recordemos que los blog o canales de youtube, twitter y facebook son gestionados por nosotros mismos para promovernos, a menos claro que tengamos a un equipo de publicitas y diseñadores o contratemos a un community manager para que mantenga al día nuestra página y a nuestros seguidores.

Al contrario de la vida real, en Internet se paga para se popular. No es necesario que tengas una muy buena personalidad pero si tienes dinero, en Internet puedes ser muy popular. Tal es el caso de Santiago Swallow, un personaje que fué muy famoso en la red, cuya biografía en Wikipedia lo describía como “orador motivacional, educador y autor” dedicado a “entender la cultura moderna en la era de redes sociales, medios globalmente interconectados, contenido generado por usuarios e internet”.. Swallon tenía 80.000 seguidores en twitter que esperaban la publicación de su libro. El problema es que Santiago Swallow nunca existió.

El reconocido pero falso autor fué una creación de Kevin Ashton, quien acuño la frase “la internet de las cosas” . Ashton creó a Swallow en apenas dos horas y con menos de US$70. La explicación de como hizo para crear de la nada a una persona tan popular fue la siguiente:

“Generé su nombre en Scrivener, un procesador de palabras para escritores (…) Le di a Santiago una cuenta de Gmail, que fue suficiente para conseguirle una cuenta de Twitter. Luego, en un sitio llamado fiverr.com, busqué a personas que venden seguidores de Twitter. Le compré 90.000 seguidores por US$50…”.

Ashton Kevin. “How to become internet famous for $68”. Revista Quartz

Puedes leer el articulo completo aquí

Al seguir estos pasos y en conjunto con una biografía en Wikipedia, Kevin Ashton demostró que se puede “manufacturar” cualquier personalidad en Internet y hacerla pasar por un verdadero experto, convirtiéndola de ésta manera en toda una celebridad.

Por otro lado, es nuestra responsabilidad tomar en cuenta que la web, como en cualquier otra tecnología de la comunicación, se presta para malas informaciones o “bulos”, no solo sobre una persona en especifico, también sirve para difundir una gran mentira sobre la realidad atrayendo seguidores a un mundo ajeno. Pero contar historias es lo que hacemos a diario, y siempre modificamos ciertas cosas para que la historia sea mucho más interesante. Un escritor sabe eso más que cualquier otra persona y lo entiende. Podemos escribir mentiras basadas en la realidad que percibimos y a eso lo llamamos ficción. A veces la mentira es mucho más interesante que la verdad y que quizá por eso tenga tanta demanda, solo que a veces nos aleja por completo de la realidad y nos sumerge una niebla tan densa que no podemos ver el camino. Que aparezca en Internet no significa que sea cierto.

Anuncios

12 comentarios en “Las mentiras de la web

  1. Personalmente no creo que pudiese mantener un blog de miles de seguidores si dichos seguidores obedecen a un plan pre fabricado con estrategias para tener seguidores, ser popular, comprar seguidores para twitter, etc. Es que eso no va con mi forma de ser. Yo me quedo en mi lugar, escribo cuando tengo ganas y sobretodo tiempo. Se que existen personas que consultan los datos de visitantes, seguidores, etc muy a menudo. No los critico, en mi caso yo no sigo estas pautas. En cuanto a mentir, siempre se ha hecho, y siempre se hará, existen los mentirosos para guardar la apariencias, los que mienten por pura estratagema, pero que hay dentro de ellos para “dar”? Es un concepto que mueve pequeñas y grandes fortunas. También puede ser un estudio sociológico el mentir con fines de lucro, como el caso de un nombre que nunca existió realmente.
    En cuanto a máscaras, pienso que no se trata de eso, más bien se trata de la capacidad de uno mismo para adaptarse al medio en el que se encuentre en cada momento. Es un reto, no una máscara.

    Abrazos

    Le gusta a 1 persona

    • Además, el número de seguidores es una manera de cuantificar la popularidad. De acuerdo a estos resultados podemos decir que no son del todo fiables. Por otro lado, hay quienes viven para que su blog sea el mas popular y hacen lo que sea para que así sea. Claro está que, hay quienes de verdad se han ganado la fama en las redes por sus buenos contenidos y cosas interesantes “que a la gente le gusta” es decir, estudian su audiencia y luego diseñan el contenido y se especializan en ello. Existen además los que su fama les precede y cualquier cosa que lancen a las redes tiene éxito instantáneo.

      Le gusta a 1 persona

      • Es muy cierto, nada mas hay que mirar twitter para ello. una frase un poco controversial, solo un poco se transforma en retwiteos de miles de personas. Hay personas que han sido negadas en sus familias o amistades, en el amor de pareja, con sus hijos… y tienen un refugio para ser queridos, amados. Otros estan hartos de ser hipocritas y en ese blog son ellos realmente. Todo es depende de quien escribe, sus metas, o simplemente descargar problemas que de otra forma les hacen sufrir en su vida diaria. Pero en un blog no esta toda la vida de uno, solo parte de ella. Asi como digo y he visto en algunas personas que me lo comentan, escriben en un blog para ser mas felices. Felicidad relativa? Felicidad falsa? No lo se, quizas.

        Le gusta a 1 persona

        • Es una buena forma de socializar y están hechos para contar historias no necesariamente tienen que ser verdades y tampoco mentiras pues depende de con qué finalidad se creó el blog. Todos los que escribimos en blog es porque tenemos deseos de escribir bien sea acerca de nosotros mismos o cualquier otra cosa; en mi caso, ficción; algunas veces;realidades. Por supuesto que no hay que generalizar.

          Le gusta a 1 persona

  2. Las grandes mentiras ya se fabricaban antes del internet: con la televisión, o la radio, o los rumores; hasta con las leyendas (si nos remontamos a mucho tiempo antes). Si ello fuese a ser un criterio a considerar en la valía del resto de quienes utilizan un medio (antes los audiovisuales, la narración hablada y la palabra en general), o de la realidad de su labor, entonces en realidad no podríamos decir que alguien alguna vez ha “usado la palabra”, que es en ultima instancia el meollo del asunto. Así que no. No creo que sea cosa del medio, sino de las personas que lo usan. Y aún con ello, no creo en la dicotomía de que la red sea donde la gente pretende ser lo que en la vida “real” no lo es, porque vender la mejor cara de uno ha existido SIEMPRE, lo que cambian son los medios, no las formas.

    Le gusta a 2 personas

    • Si, siempre hemos mentido o simplemente no hemos dicho toda la verdad. Claro que, la libertad de decidir que doy a conocer y que no, está de parte de cada persona. Es el derecho y la libertad de expresión. Todos vendemos nuestra mejor cara y francamente no puedo imaginar que pasaría en caso contrario.

      Me gusta

      • Pero no es del todo “mentira” el hacerlo. Si no mal recuerdo, hay estudios que van por esa linea: nos creemos más atractivos de lo que somos en realidad (socialmente), nos atribuimos cualidades positivas que otros no ven, y así un largo etc. Las explicaciones son multiples: una, que en realidad si somos eso que decimos ser (nadie nos conoce mejor que nosotros) pero que en ese otro y sus propios filtros de realidad, lo que uno es es menos o más de lo que nosotros mismos percibimos. Esa me parece la más sensata, porque pone en claro que pese a que seamos lo que sea como seres individuales, no dejamos de ser (queramos o no) seres sociales. Una suerte y una pena al mismo tiempo.

        Le gusta a 1 persona

        • Yo pienso que lo que hace a una persona, no es lo que dice ser, si no sus acciones. Existe el “Yo” que percibo yo mismo, y los múltiples “yo” que perciben los demás, que pueden ser diferentes los unos de los otros y que por supuesto son diferentes de mi propia visión de mi yo. Pero una cosa es vender lo mejor de ti y otra cosa es crear una persona diferente por considerarte a ti mismo poco interesante.

          Le gusta a 1 persona

          • Yo no estoy hablando ya del venderse a uno mismo, sino de que la base de que uno no se vea igual que resto sea “una mentira”, como tú le llamas. Eso de ver “multiples yo” es muy, muy posmoderno (muy al puro estilo de Gergen con su “yo saturado”), y muy malinterpretado – creo yo -. La idea de los multiples yo en función de con quién entremos en contacto no es porque seamos “distintos”, sino porque al entrar en relación con entes distintos a nosotros, desplegamos recursos especificos, creando la propia narrativa de lo que uno es con tal o cuál persona (y ella sobre nosotros). Dicho de otro modo: cambia la historia que nos contamos, la percepción y las actitudes. Pero, ¿el yo? Eso, creo yo, es un elemento impreciso a nivel epistemologico. Claro, puedes argumentar que sí, que son multiples yo’es, pero francamente no lo comparto. Pero como todo relativismo posmoderno, cada quien es libre de creer lo que le venga en gana 🙂 Un saludo.

            Le gusta a 2 personas

            • 😀 Exactamente. Nosotros proyectamos las mejores cualidades para encajar en el entorno social al cual estamos programados como seres humanos. En ese entorno social cada persona forma su propia realidad creyendo en lo que quiere creer en el mundo y por consiguiente construye versiones de si mismo o de las demás personas. Es más o menos como decir que “yo soy lo que soy cuando estoy con los demás” sin ánimos de caer en asuntos filosóficos. Es irónico tomar en cuenta la ley “relativista posmoderna” que mencionas como absoluta. Que una persona venda lo mejor de si no significa que sea mentirosa y que sea mentirosa no significa que sea una mala persona. Te agradezco por compartir tu opinión 😀 Saludos

              Me gusta

Dime que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s