Ayudar o no Ayudar

No voy a pretender que soy un buda viviente o que soy el “buen samaritano” pero desde muy pequeño se me ha enseñado que debo ayudar a las personas, que debo ser amable, respetuoso y cordial. Pero lo más importante es que me enseñaron a ser agradecido. Desafortunadamente he llegado a entender que a muchos de mis “amigos” no les enseñaron eso y he comprendido que no debo ayudar a nadie a menos que me lo pida más de una vez porque entonces sabré que realmente lo necesita y así enseñarle a ser una persona agradecida.

Yo detesto cuando las personas usan la frase “dar sin esperar nada a cambio” porque la usan para justificar su falta de agradecimiento o cualquier conducta o comportamiento hipócrita. El problema es que pensamos en el “yo” y el ego se hace tan grande que es lo único relevante. No piensan en la otra persona, en los sacrificios que hace por ayudar y que al final del día sólo reciben un “No pedí tu ayuda”. Yo pienso que si su ego es muy grande también lo debe ser su capacidad para salir por sí solo, del problema que se le presente. Es un error ofrecer ayuda a quien no nos la pide, a menos claro que esté dentro de tus responsabilidades o sea parte de tu profesión… pero a nivel personal, es un error, “no hay que darle perlas a cerdos” es decir, no hay que gastar energías en quien no valorará tu ayuda y no lo valorará o agradecerá…

Entonces ¿Por qué ofrecer – la ayuda- en primer lugar? Las personas dirán que es una forma de demostrar amor al prójimo, que se deber tener empatía y que a veces muchas personas realmente no saben que hacer… Tiene truco ¿Cómo sabremos si una persona es agradecida o no? La trampa es que, para saber si una persona es agradecida o no, es ayudarla en primer lugar y no esperar agradecimiento o cualquier otra recompensa pero si esa persona no valoró la ayuda ofrecida entonces no la merecía… la necesitaba solamente. Necesitar ayuda es una cosa, merecerla es otra. Nos damos cuenta de quien merecía la ayuda justo después de haberla ofrecido.

De vez en cuando hay quienes siente misericordia y ayuda aún cuando saben que la persona no agradece. La ayudan y ayudan hasta que la persona se acostumbra a la ayuda de los demás y se transforma en un verdadero imbécil. Una forma de demostrar este amor en cuestión, es la enseñanza a ser agradecidos y también a ser eco del amor que se les ofrece. Las personas hablan por hablar, repiten las frases de grandes autores y publican clichés en facebook pero no internalizan la enseñanza y en la práctica no hacen esfuerzo alguno por mejorar, convirtiéndose en auténticos “loros” que hablan sin saber lo que dicen. Las personas aprenden a ser agradecidos una vez que todos les dan la espalda porque en ese momento se dan cuenta de cuanto necesitamos el apoyo de los amigos, familiares o cualquier persona. En esa enseñanza también hay amor y valdrá más que cualquier ayuda.

Anuncios

7 comentarios en “Ayudar o no Ayudar

  1. …”Yo detesto cuando las personas usan la frase “dar sin esperar nada a cambio” porque la usan para justificar su falta de agradecimiento o cualquier conducta o comportamiento hipócrita”…

    Coincido con esas palabras tuyas… Por otra parte, dudo que cualquier acto sea absolutamente desinteresado…. Creo que el altruísmo o la filantropía siempre esperan algo a cambio….
    Muy bueno… Un abrazo! Aquileana 😀

    Le gusta a 1 persona

    • Agradezco tu comentario. Tienes razón, ningún acto es absolutamente desinteresado y no importa cuanto sea negado. La conducta altruista espera lograr un reconocimiento de las demás personas o de Dios, según las creencias filosóficas. Eso está muy bien porque significa que tienen un objetivo en la vida. Debido a que lo hacen por amor, esas personas que ‘dan’ mencionan que lo hacen sin esperar nada (material o monetario) a cambio, Pero eso no significa que los que ‘reciben’ no ofrezcan algo a sus benefactores, desde un simple agradecimientos hasta una promesa de una futura compensación equivalente a lo que han recibido, bien sea para con sus benefactores o hacia otras personas que también necesiten de ayuda. La práctica es dar. Un abrazo Aquileana.

      Le gusta a 1 persona

  2. Tienes toda la razón, el agradecer es una forma de ser humilde ante la ayuda de alguien, eso no nos humilla, sólo los egos demasiado gordos son los que no lo hacen. En mi caso yo doy ayuda a quien se lo merece, soy muy analítica cuando de ayudar se trata, ya que a lo largo de mi vida he visto demasiado victimismo por parte de las personas y lo único que desean es aprovecharse de los demás; manipulan y hacen que les tengan compasión.
    Antes de ayudar a alguien que no la ha pedido siempre me acuerdo de esa famosa frase “el comedido nunca sale con la bendición de Dios” y a veces retrocedo porque me ha sucedido que por brindar una mano he salido muy mal parada ante alguna situación.
    Feliz semana. 🙂

    Le gusta a 1 persona

  3. Me gustó esta entrada y me hizo reflexionar sobre el tema de cómo hemos sido educados. En mi formación de niña en casa con mis padres o abuelos siempre recuerdo eso de “no olvides que hay que agradecer la ayuda prestada”. Esos valores nobles los aprendí, quizás no otros, pero el caso es que ahora de adultos veo que hay persona que reaccionan de forma diferente o simplemente no reaccionan. Como ejemplo el dar las gracias, y quizás están agradecidos pero no lo dicen, y otros ni siquiera lo están por eso no lo dicen. Los que lo están a lo mejor tienen su ego y les cuesta dar las gracias porque ellos no pudieron hacerlo por ellos mismos. Pero viendo las formas de reaccionar me doy cuenta de que la forma en que hemos sido educados o maleducados marcará una gran diferencia en nuestra convivencia con los demás. aunque nunca es tarde para volver a empezar.

    Le gusta a 1 persona

    • Hay que enseñar a las personas a ser agradecidos pero también enseñarlas a recibir favores… Vivimos en un mundo donde es necesaria la reciprocidad, ayudarnos los unos a los otros. Pero de vez en cuando, no hay un retribución positiva del entorno y nos transformamos en seres individualistas que tomamos la necesidad de apoyarnos en los demás como un debilidad.

      Me gusta

      • Si, es verdad. El ser gregario, el espíritu de equipo, cada vez existe menos, hay un individualismo muy marcado hoy en día. El ayudarse mutuamente sería lo ideal, pero como tu dices para muchos es síntoma de debilidad. Lo cual me parece ridículo con lo que necesitamos unos de los otros, pero ahí está. Un saludo!

        Le gusta a 1 persona

Dime que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s