Mi búsqueda espiritual: Algo más acerca de mi

Conocí la fé a través del cristianismo, y la espiritualidad con el budismo. Estoy aprendiendo la correcta forma de vivir a través del Dharma y he comenzado a comprender el equilibrio natural a través de la Wicca. Yo no me veo a mi mismo como una persona religiosa pero considero que el hombre debe desarrollarse espiritualmente para poder conectarse con el Todo. Hace mucho tiempo inicié un desarrollo personal basándome en estas principales religiones estudiándolas como parte de una unidad. Mi eclecticismo no es a causa de una resistencia al sometimiento (tal como lo he podido comprender con el Islam) o la disciplina que representa pertenecer al alguna de ellas, es a razón de no estar completamente satisfecho en lo que yo considero es la ‘verdad cósmica’.

No quiero que confundan mi verdad con las expuestas por los seguidores de la ‘Nueva Era’, porque aunque pertenezcamos a una misma búsqueda, poseemos diferentes connotaciones de lo que implica buscar y encontrar el origen y la razón—si existe alguna más allá de la simple razón de ser— de todas las cosas. Yo considero a todas las religiones como pedazos de un espejo que se quebró hace muchas eras atrás. Como las ramas de un mismo árbol. Es cierto que en mi imperfección me aleje del camino que busco, quizá por mi predilección a adentrarme en la oscuridad de mi propia mente para esclarecerla y entenderla de modo que me ayude a entender la razón de la oscuridad en otras personas y en el mundo. Yo no considero la oscuridad como antagónica de la luz, porque ambas son solo lados opuestos del Big Bang.

Mi búsqueda de entender lo que me rodea es básicamente un conocimiento hermético de las cosas, heredado y sintetizado por los griegos de la antigua civilización egipcia. Actualmente me he sentido muy atraído por la cábala y cuando no estoy escribiendo alguna historia o preparando alguna clase, me dedico a estudiarla de forma autodidacta. A mi propio ritmo. Pero nunca olvido meditar, tal como lo aprendí del budismo u orar como me lo enseñaron los cristianos para comunicarme con Dios.  Esto no significa que deje de lado el conocimiento científico y que me complazca en conocer desde los hallazgos arqueológicos , invenciones tecnológicas, hasta los descubrimientos médicos y astronómicos.

No puedo creer en todo, porque eso significa que no creo en nada. Pero el todo y la nada son difíciles de visualizar si entendemos que la nada no existe, que en realidad pertenece a ‘algo’ o que hay algo en ella. Pero eso puede que signifique una negación de la existencia de la nada. Y la nada no existe hasta que pensamos en ella. En tal caso, puede que sea un filósofo nato que intenta plantearse interrogantes a su propia mente para entender las mentes de los demás, usando el principio hermético de la mente y la correspondencia.

A toda causa le corresponde un efecto. Tanto el macrocosmos como el microcosmos vibran tan alto y tan bajo que parecen inmóviles y ascienden y desciendo con ritmo para compensarse mutuamente y mantener el equilibrio. La Wicca me ha ayudado a entender ese equilibrio y la superioridad de la mente sobre el cuerpo o la materia en general y sus elementos. Claro que, si esperan verme usando un Athame, velas y levantar alguna ofrenda hacia el cielo, les digo de antemano que mi mayor ofrenda a sido simplemente yo. Ahora me planteo si de verdad existe el ‘Yo’ más allá de una imputación conceptual del conjunto mente-cuerpo.

¿Desde cuando comencé esta búsqueda? No tengo idea, y tampoco estoy seguro que sea realmente una búsqueda, puede que se trate de un reencuentro o una simple contemplación de las cosas a mi alrededor. Una contemplación de la naturaleza que aprendí estudiando las tradiciones paganas, especialmente la tradición Wicca por ser la más accesible pero no menos importante. Allí aprendí a respetar el orden natural y establecer un ritual que permita ‘lubricar’ la comunicación El Todo de forma muy similar a los rituales y ceremonias cristianas y budistas. Todo esto es para obtener sabiduría sin ánimos de convertirme un predicador o pretender que seré iluminado, todas mis inquietudes no son solo mías, tengo fe de que como yo, hay millones de personas en todo el mundo que han iniciado su propia búsqueda o mejor aún, que han alcanzado un nivel mayor de sabiduría producto de la misma búsqueda.

También he sido conmovido por ciertas tradiciones de tribus africanas en las que el perdón y el amor son más importantes que cualquier otra cosa para liberar el alma, igual como nos lo ha enseñado todas las demás religiones. Realmente he comenzado a sentir hacia ellos un profundo respeto y admiración. De hecho, puedo admitir que he sentido tristeza porque esa forma de vida no sea la que conozcamos en este lado del mundo. En cambio solo hacemos eco de sus defectos y supersticiones más dañinas para el ser humano.

Pero ya es mucho decir, llevo mas de seiscientas palabras y es poco lo que he dicho sobre mi mi búsqueda espiritual y visión del mundo. Si has llegado hasta aquí, mereces mi mas sinceras palabras de agradecimiento por permitirme contactar contigo y compartir mi búsqueda. Yo quisiera que tú también compartieras la tuya. Si todos ponemos en marcha nuestros engranajes de forma individual, activaremos en conjunto la máquina de la conciencia. No tengas miedo.

Y.J,Rivas

Anuncios

2 comentarios en “Mi búsqueda espiritual: Algo más acerca de mi

Dime que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s