La belleza de la inteligencia.

Ginoide, Cyborg

Si lo pensamos detenidamente, tenemos muchas razones por las cuales temer a las máquinas: son más fuertes, son más rápidas y pueden vivir mucho más que cualquiera, por más saludable que este sea. Las máquinas son, en su mayor expresión, una imitación de la fuerza natural reforzado por el ingenio humano y su capacidad para alterar los elementos.

Desde que la robótica y la computación predijeron la llegada de la inteligencia artificial, nació un temor conjunto, una reacción natural ante una posible amenaza de que las máquinas fueran más inteligentes que nosotros y que con el tiempo, llegaran a dominarnos o, en el peor de los casos, aniquilarnos. Pero puede que este singular escenario no sea realmente una guerra apocalíptica sino una batalla filosófica y legal que consista en establecer o reafirmar qué es lo que realmente nos hace humanos.

Existe una necesidad humana de construir las máquinas similares a nosotros en una versión moderna del Génesis, donde nosotros hacemos el papel del creador y la máquina, de la criatura. Los teósofos explican que la inteligencia es una cualidad del espíritu que se expresa a través de las facultades neuronales del cuerpo, que funciona como un cascarón. Los científicos a su vez, establecen que la inteligencia es una fenómeno generado por impulsos eléctricos en una compleja interacción de las neuronas. Ambos tienen algo en común: la inteligencia es una cualidad humana.

Ginoide, Cyborg

Ginoide “Lizz” creado por Y. J. Rivas

Anuncios

5 comentarios en “La belleza de la inteligencia.

Dime que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s