5 razones para ser un(a) bartender

Cumplí la mayoría de edad expendiendo tragos en un  bar; pero no cualquier bar, era el Palms, famoso por su parchitello; un licor fermentado hecho a base de parchitas. En ese bar restaurante, la reconocida chef venezolana Helena Ibarra deleitaba a los comensales con los tequeños de queso de cabra o el aclamado Tepuy Yin Yang; un filet mignon inspirado en los tepuyes venezolanos y el concepto del Yin y Yang , pero esa es otra historia y apuesto a que ella misma lo puede contar.

Volvamos a lo que concierne en esta entrada,  las cinco razones que necesitan para convertirse en un(a) bartender, bien sea de manera temporal o como carrera de vida.

  1. Trabajar con bebidas alcohólicas.

Es la primera razón que necesitas para entrar en el mundo de la mixología. Trabajar con bebidas alcohólicas te brinda la oportunidad de conocer todo sobre las bebidas alcohólicas que tú y tus amigos, ingieren en sus rituales de fin de semana.

Si te gustan tanto las bebidas alcohólicas probablemente debas aprender cuál es la forma correcta de mezclarlas para no tener  esos terribles dolores de cabeza después de una noche de copas y por qué no, sorprender a tus invitados con un trago propio de un profesional.

Un bartender no es solo una persona detrás de una barra mezclando tragos, debe tener claro que trabaja con bebidas a base de Ethanol y debe trabajar con responsabilidad. Un verdadero profesional de la coctelería debe conocer las propiedades físicas y químicas de las bebidas con las que trabaja a fin de formular diversos tragos que consientan los paladares más exigentes.

  1. Asistir a los eventos más cotizados (y privados) de la ciudad.

Pensé que con la idea conocer todo sobre las bebidas alcohólicas tendrías suficiente, pero si seguiste leyendo esto es porque realmente te interesa conocer más así que ¡Felicidades!

Cuando te conviertes en un maestro de la coctelería, las invitaciones a eventos sociales permanecen en tu agenda y cada mes es un evento diferente con diferentes personas y diversos temas: bodas, promoción de un producto; que te permitirá conocer el producto antes que entre al mercado, el cierre de una campaña electoral, un show de modas (donde podrás conocer a los modelos o las modelos) el bautizo de un libro o el lanzamiento de una revista en el que podrás tener contacto con escritores y editores reconocidos (pero no olvides cuál tu verdadero trabajo allí). Todo esto mientras ganas dinero, lo que nos lleva a la siguiente razón.

  1. Ganar gran cantidad de dinero.

Si las dos razones anteriores no te convencieron porque eres una persona que piensa financieramente, esta razón es para ti. Trabajar detrás de una barra no necesariamente es como esas tabernas cutre que ves en las películas u observas con desdén desde la otra esquina de la calle en tu ciudad, la verdad es que la profesión de barman es una de las más rentables, pero debes saber donde buscar.

Generalmente el salario de un bartender se divide en tres partes: la primera es el sueldo base establecido por la ley y por la empresa, el segundo es el porcentaje de ventas del día o del mes y el tercero son las propinas. Dependiendo del lugar donde trabajes o al evento que asistas, la cantidad de dinero puede variar pero siempre te irás con un promedio de dinero mayor a lo que ganarías normalmente por día en cualquier otra actividad. Esto te permite cubrir los gastos de la universidad, salir de una mala situación económica o simplemente ganar dinero extra para un proyecto personal.

  1. Puedes abrir tu propia empresa.

Si  logras ganar suficiente experiencia y dinero pero no te gustan los jefes puedes olvidarte de ellos e iniciar una empresa propia. Recomiendo comenzar haciendo Catering para que ganes experiencia como empresario. Pero si eres de los que les gusta los grandes retos, entonces puedes abrir un bar con tu nombre en él.

Es necesario que consideres la necesidad de contratar personal calificado para que cuiden tu inversión y ya que tienes experiencia como bartender sabrás, sin la necesidad de consultores, que están haciendo bien y donde están cometiendo errores. Solo debes recordar que debes pensar como empresario y no solo como trabajador.

  1. Porque es divertido.

La última razón es la que más debe importarnos. No tiene sentido hacer algo sino se disfrutas apropiadamente. No puedo dejar a un lado el hecho de que la profesión de un bartender puede ser bastante exigente, pero si puedo garantizar que el mundo de la gastronomía puede llegar a cautivarte. Lo más divertido puede ser observar como las personas lentamente –y a veces rápidamente- pierden el control con un par de tragos hechos por ti, lo que te brindaría una oportunidad para un profundo análisis en cuanto al consumo de bebidas alcohólicas.

Conocer diversas personas, adquirir conocimientos y ganar dinero es una buena forma de crecer profesionalmente. Si crees que la diversión termina cuando se acaba la fiesta entonces debes prestarle atención a tus compañeros de trabajo que, en el mundo de la coctelería, siempre saben cómo extender las horas de entretenimiento, lo que te permitirá desahogar el estrés. Todo esto te permitirá desarrollar tus habilidades sociales y ganarte la vida mientras otros se la gastan.

photo credit: coffee @ tate via photopin (license)

Anuncios

¿Qué hay en la mente de un escritor?

<<El todo es mente, el universo es mental>> 

El Kybalión

A veces mi predilección por los temas poco habituales, hace que mis interlocutores destinen para mi, adjetivos que sugieren una personalidad incompatible con la realidad. Por un lado he recibido elogios a mi ingenio y por el otro he sido ridiculizado por tener una visión extraña del mundo. He sido llamado loco, ineficiente y hasta iluso.

Las reacciones son muy diversas pero están justificadas. Anoche estuve conversando con Ana Belén del blog  La Chica Frases e historias y ella mencionó que << leer la mente de un escritor es lo más difícil>> y me tomó unos minutos reflexionar al respecto. Yo no solo me dedico a escribir en este blog, llevo a cuestas un novela de ciencia ficción que (si Dios y la politica económica venezolana lo permite) espero publicar pronto, además de una tesis sobre la investigación turística.

Mi mente está abierta a muchos temas y puede que no discrimine en ninguno de ellos. La información está allí en el aire, esperando ser recibida por cualquiera, con el suficiente intelecto e interés por adquirir un conocimiento que va más allá de lo cotidiano.

Esa frase que mencionó Ana, significa que ‘no se sabe lo que se puede encontrar en la mente de un escritor’, que no se pueden emplear los métodos regulares para analizar el comportamiento y en algunos casos, la salud mental del sujeto en cuestión. En la mente de un escritor podría encontrarse ideas inacabadas, alteración y percepción anómalas de la realidad, algo que sucede muy a menudo en la esquizofrenia pero que se diferencia de esta por la capacidad del escritor para poner orden a través de la creatividad, usando su memoria y sus sentidos para construir una historia.

Los grandes artistas han sido a menudo, discriminados por sus contemporáneos por poseer una conducta anómala e incompatible con la realidad actual para luego ser reivindicados por sus aportes a la cultura y a la civilización años mas tarde. A veces esto ocurre muchos años después de la muerte del artista.  Otras veces, las obras son celebradas y pasan a ser objeto de estudio en las universidades, se habla de ellas en las redes sociales y, en el caso de las obras escritas, son adaptadas al séptimo arte. Pero eso no significa que ocurra lo mismo con el escritor, su obra puede ser aceptada pero eso no significa que se tenga que aceptar al escritor.

Los escritores se deben aislar de las demás personas para entrar en el torbellino de ideas que se generan en la mente y poder usar las técnicas disponibles para ordenarlas, de modo que sean comprensibles para los lectores. Es increíble la cantidad de voces que se pueden escuchar en la mente, sobre todo si se está en el proceso creativo.

La creatividad y el autoestima están intrínsecamente relacionados con la percepción del entorno, donde el escritor escoge lo que le atemoriza, lo que le causa placer, felicidad, dolor y amor y determina en que momento debe hacer uso de su memoria sensorial para cautivar los sentidos de sus interlocutores. La mente del escritor crea mundos y a través de la palabra, la comparte, invitando a  cualquiera que desee entrar, a olvidar lo que cree que sabe.

Algunos escritores optan por una estructura ordenada para crear sus obras, otros en cambio prefieren divertirse, descubriendo hasta donde pueden llegar. Ambos casos corresponden a un proceso de creatividad único y que no se puede estudiar bajo aspectos convencionales de neurociencia o psicología y donde la semántica y la semiología son insuficientes para esclarecer el mundo inescrutable que existe en la mente. La verdad es que la mente del escritor no es diferente de cualquier otra, El escritor no es un ser especial que posee habilidades sobrehumanas. Cualquiera puede ser un escritor y en algún momento de su vida, por muy pequeño que haya sido el tiempo, toda persona fue un escritor.

Escribir es un proceso práctico, donde se ejercita el musculo de la creatividad destinada a plasmar con palabras un conocimiento o un sentimiento producto de la interacción del sujeto con el entorno y que tiene como consecuencia, la creación de obras significativas. Estas obras son una muestra de la mente humana y de su capacidad para influenciar los sentidos de aquellos que están dispuestos a entrar en mundos insospechados.

Las tres niñas

En uno de mis paseos por la capital vi a una hermosas niñas practicando la Radiestesia. Era un tarde como cualquier otra y había salido temprano de mi trabajo. Me gustaba caminar una hora, ver las tiendas y observar el comportamiento casi mecánico de las personas que viven en las grandes ciudades.

Me encontraba caminando por la avenida Los Palos Grandes en Caracas, allí donde abundan las enormes y hermosas quintas que parecen sacadas de las revistas. Nunca en mi vida he visto a alguien, entrar o salir de alguna de esas casas pero ese día vi algo que realmente no esperaba.

En una de las casas que, por su aspecto podría decir que es una de las más antiguas, tres hermosas niñas de largos cabellos castaños, jugaban en el jardín, cerca de la puerta principal de su casa. Sentadas en el suelo en forma de triangulo, parecían muy concentradas en una gran pliego de papel en en centro. Yo lograba verlas desde lejos a través de la verja, a medida que subía en dirección a la montaña Wararaira Repano. 

A medida que me acercaba, distinguía sus hermosos vestidos y sus cabellos hermosamente peinados, con listones y unos zapatos muy hermosos. Las niñas reían y se pasaba una especie de listón plateado, más parecido a una fina cadena. Me detuve por un momento frente al abasto para comprar una botella de agua, un jugo y unos bocadillos que pretendía comerme una vez llegara a la montaña. Me senté a descansar sobre un pequeño muro pero dirigí mi miraba hacia las niñas que parecían divertirse mucho.

Entonces algo llamó mi atención, un pequeño destello hizo que me fijara en algo que colgaba entre las tres niñas. Al final de aquella pequeña cadena que sostenían, colgaba una figura triangular. La luz del sol se reflejaba en él cada vez que oscilaba de un lado al otro. Me pues en pie tan pronto supe lo que era. Aquella figura triangular era un péndulo, de esos que se usan en la práctica de la Radiestesia.

Pendulum de Cuarzo

Pendulum de Cuarzo

-Esto es sorprendente- musité. Aquella niñas no parecían tener más de 13 años pero sabían exactamente como manejar aquel artilugio. Una buscaba, haciendo movimientos circulares con el péndulo sobre el pliego de papel y las otras dos observaban tomadas de la mano, detenidamente.

No puede evitar sorprenderme pero también sonreí, me terminé de beber el agua y seguí caminando. Caminaba cada vez más lento a medida que me acercaba a la casa, no por temor sino por curiosidad pero no podía detenerme, por miedo a que se dieran cuenta que las observaba, aunque dado el lugar donde se encontraban, no parecían temer a que alguien las observara.

Cuando estuve frente a la verja, observe el hermoso jardín. Habían plantado orquídeas y azucenas. A un lado de ella, una hermosa fuente ornamental de estilo griego, le daba un toque soberbio y místico al lugar. Fingí que me ataba los zapatos para poder ver en detalle el papel que tenía una extrañas figuras.

-¿Qué estarán buscando?- Dije. No me había fijado cuán cerca estaba de ellas hasta que un destello de luz me segó por unos segundos. Al recobrar la vista, observé que el péndulo se había detenido, en dirección hacia donde yo estaba. Cuando subí mi mirada para ver a la niñas, me quedé helado.

Aquella niñas tenían sus ojos puestos en mi. Yo les dediqué una sonrisa y sentí toda la sangre en mi cara. Ellas me miraban fijamente sin inmutarse. El péndulo me señalaba a mi y aunque no tenía idea de porqué, todo parecía indicar que yo estaba interfiriendo con algo, fuese lo que fuese.

Me puse en pie levante mi mano para disculparme. Se me ocurrió meterme mi mano por el cuello de la camina y me quité la cadena que llevaba. Quería decirles <<si, sé lo que están haciendo>> entonces levanté mi cadena que llevaba un pentáculo metálico, y se los mostré. Aquellas niñas sonrieron enérgicamente y comenzaron a susurrar entre ellas.

La niña que llevaba el péndulo se levantó y me saludó como si yo fuera alguien conocido. Esto no hizo más asustarme. Voltee en ambas direcciones para buscar a quien estuviera observándome, o cerciorarme de que no estaba saludando a alguien más. Como no había nadie más, supe que era conmigo y le devolví el saludo. oculté de nuevo mi pentáculo y me despedí de aquella niña para seguir mi camino hasta la montaña. Recuerdo sus hermosos ojos café y su sonrisa y aunque jamás la he vuelto a ver, imagino que sigue practicando para algún día convertirse en una gran maestra. No se tu nombre pero si llegas a leer esto, quiero que sepas que también he seguido el camino.

No tener nada que publicar

Hoy desperté con unas ganas inmensas de publicar algo. Me sentí como si el blog no fuera un pasatiempo sino más bien una obligación ¿Por qué? pero esa no es la pregunta que  más importó, la verdadera pregunta fue ¿Con quien tengo la obligación? que llevó a otras tantas preguntas como ¿Es una obligación conmigo?¿con alguien más?

No sé en que momento comencé a exigirme tanto, no sé en que momento comencé a tomármelo tan en serio. La verdad es que es aún cuando no se tenga algo concreto para publicar y que tengas la bandeja de borradores con tantos trabajos inacabados, no significa que no haya algo que compartir.

Éste es un blog personal y no responde a criterios específicos y mucho menos me pagan por mantener su noticias con información relevante pero lo cierto es que, aún cuando descanso de palabras elaboradas por algun sentimiento poético, me encanta tener algo que contar en el día. Hoy cuento que no tengo nada que contar.

Cambio de nombre

En una revisión y limpieza de rutina de mí PC comencé a borrar los datos de mí navegador y purgarla de algún software malicioso, es increíble la cantidad de estos adwares y malwares  existentes en Windows, pero eso ya es otro tema. El caso es que, al borrar los datos de navegación y contraseñas y tras reiniciar la pc me dí cuenta de algo, había olvidado la clave de mí Blog. No la había anotado en ningún lugar que recordase y como siempre que abría mí Blog lo hacia en modo administrador porque la clave estaba guardada en el navegador, no tenía que registrarme ¡Bendita automatización!

Al  olvidar la clave de mí Blog durante unos minutos y hacer nemotecnia para recordarla, decidí googlear el nombre de mí Blog y me llevé una no muy grata sorpresa al ver muchos sitios web con un nombre similar al Rincón de los Noctámbulos.  No se si fuí yo quien le pirateó la idea o fué al revés ya que llevo bastante tiempo usando ese título para varias cosas (no publicadas) . Decidí entonces cambiarlo pero ¿Cómo?  Cambiar el nombre de un día para otro no es nada fácil si ya tienes unos lectores familiarizados con el título y que, si no son usuarios de wordpress y no tienen intenciones de serlo o de seguirte vía correo electrónico, te googlean para saber que nuevas cosas has escrito. Es como cambiar de número sin avisarle a nadie y entonces  da la casualidad de que todo el mundo opta por llamarte al número viejo.

Comencé a investigar algunos nombres e hice una lluvia de ideas en las que incluyera, de alguna manera, el nombre noctámbulo sin perder el horizonte de lo que quiero para mí Blog.  Bueno, algunos sabrán que tenía en mente cambiar la tonalidad del Blog pero francamente me siento más cómodo así (vale, me gusta la tonalidad en negro). Pero ¿Por qué no le coloqué mí nombre?  Bueno, no soy famoso (hasta donde sé)  Aunque si le coloqué mis iniciales a la dirección URL  porque al fin y al cabo se trata de mi pero cuando uno escribe un blog, lo hace para un público y tiene que hacer que se lea ¿Para que hacerlo público entonces?

Usando lo que aprendí de marketing en la universidad y estando consciente  de la competencia en el mundo actual donde… estoy desvariando, el punto es quería un título llamativo que vinculara mí trabajo con mis aficiones y ¡Voilà!  Pero, al enterarme (un año después ¡que horror!) de que ya era un nombre usado por otras webs y evitando futuras confusiones me llegó a la mente “Letras noctámbulas” porque mantenía, en esencia, las características del presente blog y no tendría que pensar en un nuevo logo y mientras no se ocurra otro nombre, le mantendré este,  además probablemente muchos no se dieron cuenta ¿o si?

¡Feliz día a todos!

Publicado desde WordPress para Android