El Coronavirus continúa ¿Qué hago?

Nadie esperaba que nuestra próxima guerra, sería con un enemigo virtualmente imperceptible. Por años imaginamos un desastre ecológico o una hecatombe nuclear, producto de nuestra inherente necesidad de devastarlo todo. Entonces la naturaleza nos dio una última lección, nos envió una partícula microscópica pero tan letal como cualquier otra arma: un virus. Hace más deSigue leyendo “El Coronavirus continúa ¿Qué hago?”

Tu voto:

Ginoides: Las doncellas de la ciencia ficción

Los robots han abandonados las industrias para plantarse como figuras humanoides de lo inalcanzable. Las ginoides, aquellas máquinas con figura femenina, han cautivado nuestra imaginación y seducido nuestros sentidos para ganarse un puesto protagónico en nuestros sueños del futuro. Estas doncellas engranadas, son la imagen de nuestra búsqueda de la perfección pero, ¿qué son lasSigue leyendo “Ginoides: Las doncellas de la ciencia ficción”

Tu voto:

La partícula del sueño

Según la física moderna, todo nuestro universo está compuesto por partículas.  En la física cuántica se estudia cómo estas partículas interactúan para formar el espacio y permitirnos percibir cuatro dimensiones: tres dimensiones espaciales y una dimensión temporal. Pero la Teoría de Cuerdas sugiere que hay más de cuatro dimensiones y que las partículas son enSigue leyendo “La partícula del sueño”

Tu voto:

Horror resplandeciente

El horror es palidecer de miedo ante lo sobrenatural. Es observar la oscuridad y pretender encontrar algo, aunque no hubiese nada allí, como si fuese un hermano deforme de la esperanza. El horror es lo inesperado. La máxima exaltación del miedo ante lo innombrable, pero denigrado a solo un género literario, despojado del sutil esplendor ¿Qué ha pasado con el horror? ¿Qué ha sucedido con el legado de lo desconocido?

Tu voto:

Relatos de callejón III: La felicidad de los que no quieren sentir

Ella estaba perdida, sola, desprotegida en un mundo que la había desechado y no tenía mas alternativa que huir de la culpabilidad, de refugiarse entre pequeñas dosis para sosegar la pena.

Tu voto:

La revelación de lo divino

τόν σοι ἐγὼ διάκοσμον ἐοικότα πάντα φατίζω, ὡς οὐ μή ποτέ τίς σε βροτῶν γνώμῃ παρελάσσῃ. (8 B 60–61) (17) Yo te expongo todo este ordenamiento verosímil, para que ninguno de los mortales te aventaje en criterio. Poema de Parménides Toda alma en proceso de transformación debe encarar primeramente la confusión antes que la verdadSigue leyendo “La revelación de lo divino”

Tu voto:

Aquí en la tierra

Bajo la mata de mango La hamaca se mece  El viento sopla fuerte Y yo aquí me desangro. La plácida muerte llega  El paraíso se detiene La tierra se traga la saliva Mas de aquel a quien duerme. Las piedras suenan El río no descanza Las aves revolotean calladas Las viejas caminan descalzas. El fogónSigue leyendo “Aquí en la tierra”

Tu voto: