Poema: Eventualmente

Eventualmente las cosas cambian,

las hojas caen y la lluvia cesa

Eventualmente el sol se marcha

y en la oscuridad las estrellas reinan.


Eventualmente la rosa se marchita,

dejando un valle lleno espinas,

eventualmente todo muere

y sobre las sombras la luz florece.

logo, YjRivas, Blog, WordPress

Imagen de la semana: “Vive”

Un gran saludo a todos mis lectores. Les regalo esta imagen para que disfruten el fin de semana. También pueden seguirme en Instagram. Un abrazo para todos.

Vive por YJRivas

Vive por YjRivas

Relato: La dama de las letras

No les voy a mentir. Yo nunca he sido de los que pasan sus días leyendo poesía o pretenderse un buen lector de Arturo Uslar Pietri, Gabriel García Márquez, Franz Kafka, Goethe, Fiodor Dostoyevski y cualquier otro que puedan nombrar. De hecho, la mayor parte de mi vida, la pase entre libros de matemáticas, de física, de química y de biología. Ya saben, era de los que se preocupan más por los avances científicos de la física cuántica y la tecnología del siglo XX.

Conocí de poesía a temprana edad por obligación. Mi profesora de literatura era de aquellas que llevaban una regla en la mano y unas gafas picudas dispuestas a posar sobre ti, su mirada de desaprobación por tu falta de sensibilidad y conocimientos literarios. Y yo la odiaba. Me parecían más importantes los cálculos matemáticos, saber como funcionaban las cosas desde un punto de vista mas tangible…más legible cuantitativamente.

Conocí de poesía a temprana edad por amor a una chica. Ella tenía el cabello largo y ondulado, con una una piel tersa y algo pálida. A veces sus cabellos se oscurecían, otras parecían más claros; algunas veces recogido, otras veces sueltos, pero eran tan brillantes como el oro. Así que, mientras yo era el centro de atención por mis altas notas en matemáticas, ella deleitaba a todos por sus interpretaciones en las obras del colegio. Ella era una buena escritora que gozaba de gran cariño por parte de muchos profesores y además de eso, era popular. A veces, hablan de ella en la radio.

Yo era todo lo contrario a ser popular. De hecho, solo era popular los días de los exámenes. Todos querían sentarse a mi lado durante las pruebas; me pregunto por qué.  Yo era de esos jóvenes regordetes que no encajan en ningún lado. Iba y venía sin compañeros o amigos. Solo me acompañaban mis números, mis fórmulas y mis elementos. Eran mis mejores amigos.

Una vez, en la clase de poesía, aprendí de métrica. ¡Por fin, era lo que estaba esperando! Aquella forma de expresar sentimientos, usando la matemática en las letras, era el lenguaje que yo necesitaba para hablarle a quien era, en ese entonces mi amor platónico. Desearía poder recordar aquellos versos, algunos de arte menor, otros de arte mayor. Los podía escribir, aunque con cierta dificultad, usando mi predilección por las matemáticas y su perfección.

Escribí mi primer poema pensando en ella. Y pasé varios días escribiéndole en secreto. Pero nunca pude entregarle nada. Hasta que un día pasamos a escribir cuentos en clase. La profesora había dejado atrás a Ruben Darío para presentarnos a Gabriel García Marqués y cuando llegamos a las novelas; a Rómulo Gallegos y también a Maria teresa de la Parra, a quien odié tanto en ese momento. Pero también leímos a Hemingway y como eramos prácticamente niños, leíamos a escritores como Charles Perrault y otros cuentistas que ya no recuerdo.

No entendía el trágico mundo de Shakespeare. Me sentía abrumado de pasar largas horas intentando saber porqué demonios tenía que leer cuentos del pasado. Y no entendía que de eso se trataba precisamente; del pasado. Y cuando por fin se nos permitió escoger un escritor para leer en clase, yo me aparecí con “El tren Azul” de Agatha Christie. No porque me gustara, de hecho nunca la había leído, la había cogido del cuarto de mi mamá.  Una novela que aun conservo y que ahora es de mis favoritas.

Mientras tanto, seguía con mis cálculos. No me sentía tan cómodo como  cuando entraba en clase de trigonometría. Pero debía ser bueno en las letras si quería acercarme a ella. O por lo menos, que ella me mirara. La veía en cada rincón y su rostro siempre tenía algo diferente, ella siempre andaba pensativa y hablaba muchas lenguas. ¡Hasta mi madre quería que la invitara a la casa!

Para cuando teníamos que escribir nuestro propio cuento, ya llevaba más de treinta páginas con cartas dirigidas a ella. En esa carta incluía poemas; algunos míos otros de grandes poetas. Entonces ya sabía sobre que escribiría. Escribí un cuento fantástico sobre amor y tardé un mes en escribir sus cuatro páginas. Luego escribí terror bajo la influencia de Bran Stoker, Poe, Ann Radcliffe y hasta ciencia ficción, inspirado en Isaac Asimov y H. G. Wells, autores que conocía bastante.

El día que acumule el valor para declararme, mostrándole todo lo que había escrito para ella, sentí su rechazo. Descubrí que a ella no le importaba que fueran versos perfectos, que lo más importante era lo que sentía al escribirlos. Me dijo que dejara a un lado la lógica y que pensara libremente. Me habló de Pablo Neruda, de Julio Cortázar y Mario Benedetti y me hizo entender que cuando una obra te llega al corazón, es cuando realmente es perfecta. Entonces me aclaró que yo solo la buscaba por obligación y que ella no ama sino siente amor. Sentí que el mundo se me venía abajo.

Agregué, y lo puedo recordar muy bien, que pasé los días escribiendo porque sentía que debía hacerlo. Que para mi la perfección se encontraba en cada gesto suyo, y no encontraba forma mas noble, de premiar tanta belleza.  Le dije que la química y la biología me ayudó a entender lo que hace un corazón cuando está enamorado. Que la física me enseñó a calcular la distancia entre nuestros cuerpos y la atracción que ejerce una sobre la otra.

También le hablé de la “Sucesión Fibonacci”, valiéndome de mis conocimientos matemáticos, y le expliqué que la naturaleza había escrito la belleza en números y que yo había encontrado la única forma de entenderla; pues había encontrado esa belleza en su rostro. Que la amaba y que eso la hacia perfecta para mi y cuánto más me acercaba a ella, más quería conocerla, por qué lo que no puedo expresar con números, lo hago con sus letras.

Y. J. Rivas

Imagen: “Thoughtful Reader” (1906). František Dvořák, también conocido como Franz Dvorak o Franz Bruner (República Checa, 1862-1927).

Un lugar perfecto para escribir (1º parte)

Me despierto aturdido envuelto en un delicada niebla. Mi ventana es golpeada constantemente y en ese ruido particular saludo a una joven blanquecina que lo cubre todo. Me pregunto donde está mi whisky e intento alcanzarlo en la mesa junto a la cama pero solo logro derramarlo.

Me quedó sentado a orilla de la cama, observando como la alfombra absorbe mi último trago. Siento el gélido aire que me abraza y observo la ventana entornada con pequeñas gotas de lluvia deslizándose en los vidrios. Me tomo mi tiempo para decidir si vale la pena levantarme. <<Quizá deba seguir observando la lluvia desde mi cama>>.

rain-687210_1280

Lo que realmente importa es me levanté con un deseo incontenible de buscar el lugar perfecto para escribir, bien sea continuar con mi libro o descubrir una historia nueva para contar. Tengo una vívida imaginación pero, de vez en cuando, tengo que buscar el lugar correcto para que mis ideas fluyan. Quedarme en una cama solo podría extender mi letargo.

Las vigorosas montañas me saludan enaltecidas entre casas de techos escarlatas. Un hermoso caserío, herencia de un pueblo alemán que, tras la declaración de independencia y como producto de la nueva ley de inmigración venezolana de 1840, llegaron a nuestro país después de 112 días de viaje. Luego, por un brote de viruela, tuvieron que desembarcar en la costa de Choroní.

Estoy enamorado del aire colonial, de su tradición y sobre todo de su buena cerveza. Pero sólo es una estancia para mi, pues no soy de los que se asientan en un solo lugar por mucho tiempo. Aunque al final siempre regreso, dispuesto a encontrarme de nuevo con aquellos sinuosos caminos y un aroma a melocotones y fresas con crema.

IMG_1609

Restaurante Biergarten. Colonia Tovar, Venezuela.

Al terminar de llover, me dirijo al restaurante “Biergarten” y me siento cerca de la ventana para poder observar aquel paisaje. Al observar el ambiente, siento que es momento de sacar mi laptop y comenzar a teclear una historia.

IMG_1574

Cultivos de Fresa. Municipio Tovar, Aragua.

  Luego de una buena comida, es momento de irme de aquel lugar. Quiero regresar a la ciudad, ya no necesito la tranquilidad que aquí encuentro porque mi historia está mas allá de un lugar apacible. La necesidad de establecer el conflicto es imperativo.

Vista hacia Noroeste de la Colonia Tovar por YJRIvas

Vista hacia Noroeste de la Colonia Tovar

El camino… ¡Oh, adoro el camino! Adoro observar las montañas y sentir la brisa verde del campo, los cultivos y los chalet a lo largo de aquella serpiente de asfalto, que me hacen sentir como un viajero de una tierra lejana. Aquí no puedo sacar mi laptop, pero puedo hacer uso de mi libreta. A veces no tengo nada que escribir, pero me dedico a observar los personajes, con sus propias historias a través de la ventana del autobús, esperando que me indique la mejor forma de iniciar un nuevo párrafo.

IMG-20130120-00280

Al llegar a Caracas, el ruido me da la bienvenida. Aquella ciudad, que curiosamente se le conoce también como “la ciudad de los techos rojos” por su antigua similitud con los pueblos andinos y cuyas casas también acostumbraban a tener techos rojos. Por un momento me la imaginé así; con una delicada niebla cubriéndola desde lo alto del valle. Pero todo han sido sustituido por edificios ennegrecidos, altos rascacielos, un exasperarte tráfico  y centros comerciales. Una urbe cosmopolita a la que le urge amor pero que le sobra  energía.

Ya entrada la tarde, me dirijo al centro de la ciudad. Observo a nuestras queridas <> de Parque Central, aquellas altas centinelas que se levantan sobre la ciudad como trofeos platinos por nuestra lucha. Es momento de quebrantar los límites.

Conocía a un buen amigo que vivía allí, así que recuerdo como entrar. Al hacerlo, me escabullo por las áreas de mantenimiento hasta llegar a la cima. Para mi sorpresa, ese día hay unos técnicos reparando uno de los ascensores. Las puertas hacia al cielo están abiertas.

Torres Gemelas de Parque Central. Caracas, Venezuela

Torres Gemelas de Parque Central. Caracas, Venezuela

En la azotea tenía una vista de 360º de toda la ciudad. Podía observar el angosto valle de Caracas como si fuera el antiguo dios del lugar. Me invadió la nostalgia. Luego sentí temor. Jamás había estado en la cabeza de una edificio tan alto. Tenia miedo de ser descubierto, tenia miedo incluso de ser abandonado allí por los de mantenimiento. Pero sabia que estaba en el lugar adecuado.

Me senté en la orilla y puse mis pies sobre la ciudad. Nunca en mi vida me había sentido tan aterrorizado y fascinado al mismo tiempo. Sabia que en un mal movimiento podía precipitarme cincuenta y nueve pisos contra el suelo. Ese era el lugar que necesitaba. Necesitaba ese sentimiento porque tenia que saber que se sentiría saltar desde alli, y aunque no iba a saltar – creáme, no estoy tan loco como parece- debía simular el acto de la manera mas precisa.

Casi no podía respirar, me daba terror desmayarme allí y caer. Así que cerré mis ojos y me concentré en el lejano sonido de la ciudad. Sentía que mi corazón estallaría y lo podía sentir en mis oídos. Entonces un sonido particular me hizo sentir aun mas terror.

Mi celular repicada. Había dejado el tema “How Soon Is Now” en la versión del dueto t.A.T.u.  como tono en mi teléfono. Sentí un frío en el espinazo y que una mano invisible me jalaba por los pies hacia abajo. Cierro mis ojos y dejo que caiga la contestadora. Es un mal momento para contestar llamadas.

Mantengo mis ojos cerrados, pues la ciudad parece girar en torno a la torre y siento vértigo. Al alejarme de la orilla, me aseguro en un pequeño rincón. Aun mi corazón late acelerado. ¡Es ahora! es hora de sacar la libreta y comenzar a escribir. Yo sentía el miedo y poco a poco comencé a sentir una cálida admiración por la urbe avileña.

Fotografía del Este de Caracas y la Universidad Central vistos desde la Torre Este de Parque Central por Carlos Itriago.

Llega el atardecer y los tonos rosas y naranjas transforman aquel escenario en un espectáculo memorable. Me siento inspirado y me siento feliz por estar allí, observando allende las montañas, las autopistas y las luces en movimiento de los autos. ¡Qué hermosa metrópolis! ¡Que desdicha que esté pasmada en la desidia!

Entro de nuevo al edificio. Los de mantenimiento ni se enteraron que salí o quizá no le dieron importancia. ¿Cómo podrían culparme por intentar sentirme el dueño del mundo? aunque fuese solamente para fines literarios. Hay muchas cosas que no encuentras en un best seller y la única forma de conocerlas es a través de la experimentación. El lugar perfecto es aquel que te hace sentir algo en particular.

Vista aérea del oeste de Caracas por la noche. Via CAV

Entrada la noche, cuando ya mis energías están agotadas seleccioné un nuevo tema en mi teléfono para escuchar mientras observaba como la ciudad brillaba en la oscuridad. Me pareció el más adecuado escuchar el tema “Neon City Nights” de la banda holandesa Grendel.  Fijé mis ojos en aquella montaña y comencé a pensar en lo que me haría sentir estar allí una noche. Y fue justo cuando supe adonde debía ir para seguir buscando un lugar perfecto para escribir.

Relato: El Viaje

Este relato fue inspirado en hechos reales.

  Tantas cosas que dejamos atrás en busca de nuestros sueños y luego nos encontramos con algo que no buscábamos . Imagino que muchos te habrán llamado soñador,un romántico y un iluso. Te has pasado los últimos días mirando esa fotografía de tu viaje a Roma, añorando no haber regresado jamás tan solo para besar sus labios en año nuevo.

   Regresas a la ciudad y te dan la bienvenida con disturbios y malas noticias. Tus ojos se humedecen y sientes un deseo irrefrenable de huir y dejar atrás aquel lugar donde sólo habita la controversia y el desasosiego. No sabes a que bando unirte porque las piedras y los improperios van y vienen de ambas partes,entonces das la vuelta y te marchas. Sigue leyendo

¿Qué hay en la mente de un escritor?

<<El todo es mente, el universo es mental>> 

El Kybalión

A veces mi predilección por los temas poco habituales, hace que mis interlocutores destinen para mi, adjetivos que sugieren una personalidad incompatible con la realidad. Por un lado he recibido elogios a mi ingenio y por el otro he sido ridiculizado por tener una visión extraña del mundo. He sido llamado loco, ineficiente y hasta iluso.

Las reacciones son muy diversas pero están justificadas. Anoche estuve conversando con Ana Belén del blog  La Chica Frases e historias y ella mencionó que << leer la mente de un escritor es lo más difícil>> y me tomó unos minutos reflexionar al respecto. Yo no solo me dedico a escribir en este blog, llevo a cuestas un novela de ciencia ficción que (si Dios y la politica económica venezolana lo permite) espero publicar pronto, además de una tesis sobre la investigación turística.

Mi mente está abierta a muchos temas y puede que no discrimine en ninguno de ellos. La información está allí en el aire, esperando ser recibida por cualquiera, con el suficiente intelecto e interés por adquirir un conocimiento que va más allá de lo cotidiano.

Esa frase que mencionó Ana, significa que ‘no se sabe lo que se puede encontrar en la mente de un escritor’, que no se pueden emplear los métodos regulares para analizar el comportamiento y en algunos casos, la salud mental del sujeto en cuestión. En la mente de un escritor podría encontrarse ideas inacabadas, alteración y percepción anómalas de la realidad, algo que sucede muy a menudo en la esquizofrenia pero que se diferencia de esta por la capacidad del escritor para poner orden a través de la creatividad, usando su memoria y sus sentidos para construir una historia.

Los grandes artistas han sido a menudo, discriminados por sus contemporáneos por poseer una conducta anómala e incompatible con la realidad actual para luego ser reivindicados por sus aportes a la cultura y a la civilización años mas tarde. A veces esto ocurre muchos años después de la muerte del artista.  Otras veces, las obras son celebradas y pasan a ser objeto de estudio en las universidades, se habla de ellas en las redes sociales y, en el caso de las obras escritas, son adaptadas al séptimo arte. Pero eso no significa que ocurra lo mismo con el escritor, su obra puede ser aceptada pero eso no significa que se tenga que aceptar al escritor.

Los escritores se deben aislar de las demás personas para entrar en el torbellino de ideas que se generan en la mente y poder usar las técnicas disponibles para ordenarlas, de modo que sean comprensibles para los lectores. Es increíble la cantidad de voces que se pueden escuchar en la mente, sobre todo si se está en el proceso creativo.

La creatividad y el autoestima están intrínsecamente relacionados con la percepción del entorno, donde el escritor escoge lo que le atemoriza, lo que le causa placer, felicidad, dolor y amor y determina en que momento debe hacer uso de su memoria sensorial para cautivar los sentidos de sus interlocutores. La mente del escritor crea mundos y a través de la palabra, la comparte, invitando a  cualquiera que desee entrar, a olvidar lo que cree que sabe.

Algunos escritores optan por una estructura ordenada para crear sus obras, otros en cambio prefieren divertirse, descubriendo hasta donde pueden llegar. Ambos casos corresponden a un proceso de creatividad único y que no se puede estudiar bajo aspectos convencionales de neurociencia o psicología y donde la semántica y la semiología son insuficientes para esclarecer el mundo inescrutable que existe en la mente. La verdad es que la mente del escritor no es diferente de cualquier otra, El escritor no es un ser especial que posee habilidades sobrehumanas. Cualquiera puede ser un escritor y en algún momento de su vida, por muy pequeño que haya sido el tiempo, toda persona fue un escritor.

Escribir es un proceso práctico, donde se ejercita el musculo de la creatividad destinada a plasmar con palabras un conocimiento o un sentimiento producto de la interacción del sujeto con el entorno y que tiene como consecuencia, la creación de obras significativas. Estas obras son una muestra de la mente humana y de su capacidad para influenciar los sentidos de aquellos que están dispuestos a entrar en mundos insospechados.

Las mentiras de la web

“Interpretar, contar historias: eso es lo que la gente hace.”

La red está llena de mentiras. Muchas personas usan el Internet para reinventarse, promoviendo aquello que les gustaría ser y ocultando lo que odian de si mismos. Los blog han promovido por años, el ideal de compartirse con el mundo pero “el ideal” es compartirse tal cual somos, no inventando un nuevo “yo” según los estándares de un mundo globalizado o de prejuicios ajenos. En Internet cualquiera puede pagar para ser popular, no se necesita tener una buena personalidad o ser bueno en algo. Sabemos que el ser humano tiene muchas máscaras para ocultar el verdadero yo, no obstante la red ofrece la oportunidad, no sólo de ponernos una máscara si no que además, permite la construcción de un ser totalmente nuevo.

Mi caso por ejemplo, obedece a que casi no hablo de mi mismo, quizá por temor a parecer egocéntrico. Me gusta concentrarme en lo que realmente interesa a la gente; mis poemas, mis relatos, alguna curiosidad o cualquier noticia de interés. Esto no quiere decir que oculte mi yo, pues es suficiente (pienso yo) compartir mis ideales y mis pensamientos para que se hagan una idea de quien soy.

Cuando una persona se siente rechazada en el mundo real busca una manera de sentirse aceptado y hace lo que sea por agradar a otros. Si las personas mienten personalmente a diario ¿Por que no hacerlo en internet? En la web no tienes que darle la cara a nadie y si no puedo ser alguien en la vida real, lo seré en Internet. A veces esas mentiras pueden ocasionar grandes daños o confusiones hasta que se descubre la verdad. Por desgracia, la verdad se conoce cuando ya hemos dormido con la mentira.

En Internet podemos ser quien queramos; podemos ser fotógrafos, escritores, periodistas e incluso actores o animadores pero es probable que en nuestra realidad jamás seamos algo de eso pero ¿Que es realmente la realidad? ¿Lo que hago en internet no es real? La verdad es que es tan real como cualquier otra cosa, la única diferencia es que en Internet no hay ninguna recompensa monetaria hasta que alcanzas una cantidad considerable de seguidores o visitas. Pero entonces muchos dirán: “no lo hago por dinero” y eso está muy bien porque después de todo; el fotógrafo,  toma fotos; el escritor, escribe y el periodista es aquel que investiga y difunde una información que debe ser de dominio público. Pero la web ofrece un falso reconocimiento y sentimiento de autoestima.

No quiero decir con esto que muchos bloguers no sean lo que dicen ser en Internet. No quiero hacer una falsa generalización. Pero en Internet todo se basa en la popularidad y probablemente en la vida real no seamos tan populares. Recordemos que los blog o canales de youtube, twitter y facebook son gestionados por nosotros mismos para promovernos, a menos claro que tengamos a un equipo de publicitas y diseñadores o contratemos a un community manager para que mantenga al día nuestra página y a nuestros seguidores.

Al contrario de la vida real, en Internet se paga para se popular. No es necesario que tengas una muy buena personalidad pero si tienes dinero, en Internet puedes ser muy popular. Tal es el caso de Santiago Swallow, un personaje que fué muy famoso en la red, cuya biografía en Wikipedia lo describía como “orador motivacional, educador y autor” dedicado a “entender la cultura moderna en la era de redes sociales, medios globalmente interconectados, contenido generado por usuarios e internet”.. Swallon tenía 80.000 seguidores en twitter que esperaban la publicación de su libro. El problema es que Santiago Swallow nunca existió.

El reconocido pero falso autor fué una creación de Kevin Ashton, quien acuño la frase “la internet de las cosas” . Ashton creó a Swallow en apenas dos horas y con menos de US$70. La explicación de como hizo para crear de la nada a una persona tan popular fue la siguiente:

“Generé su nombre en Scrivener, un procesador de palabras para escritores (…) Le di a Santiago una cuenta de Gmail, que fue suficiente para conseguirle una cuenta de Twitter. Luego, en un sitio llamado fiverr.com, busqué a personas que venden seguidores de Twitter. Le compré 90.000 seguidores por US$50…”.

Ashton Kevin. “How to become internet famous for $68”. Revista Quartz

Puedes leer el articulo completo aquí

Al seguir estos pasos y en conjunto con una biografía en Wikipedia, Kevin Ashton demostró que se puede “manufacturar” cualquier personalidad en Internet y hacerla pasar por un verdadero experto, convirtiéndola de ésta manera en toda una celebridad.

Por otro lado, es nuestra responsabilidad tomar en cuenta que la web, como en cualquier otra tecnología de la comunicación, se presta para malas informaciones o “bulos”, no solo sobre una persona en especifico, también sirve para difundir una gran mentira sobre la realidad atrayendo seguidores a un mundo ajeno. Pero contar historias es lo que hacemos a diario, y siempre modificamos ciertas cosas para que la historia sea mucho más interesante. Un escritor sabe eso más que cualquier otra persona y lo entiende. Podemos escribir mentiras basadas en la realidad que percibimos y a eso lo llamamos ficción. A veces la mentira es mucho más interesante que la verdad y que quizá por eso tenga tanta demanda, solo que a veces nos aleja por completo de la realidad y nos sumerge una niebla tan densa que no podemos ver el camino. Que aparezca en Internet no significa que sea cierto.

¿Por qué mi blog es blanco y negro?

Muchas personas se han acercado a mi preguntándome “¿Por qué me gusta tanto el negro?” eso incluye a mi familia, mis exnovias, mis excompañeros de la universidad, mis colegas profesores e incluso mis estudiantes. La verdad es que uso el negro en todo, tanto para vestirme como para algunas de mis presentaciones o diseños dependiendo del tema. No es que mi único color favorito sea el negro; también lo son el blanco, el rojo y el azul celeste. Pero ya no les hablaré sobre mis gustos, eso ya lo sabrán una vez les esplique la psicología del color negro y el blanco y de porqué me gustan tanto.

Psicología del color negro

rose-234483_1280

El negro se ha considerado desde “El impresionismo” como un “no-color” porque éste representa la falta total de luz, es decir la oscuridad y a mitad del siglo XIX muchos pintores y críticos de arte consideraban que no debía usarse en las pinturas. Desde el principio de los tiempos, el negro ha significado todo lo malévolo; el odio, la venganza, la mentira, la muerte, la violencia y muchos otros adjetivos de carácter negativo. Anteriormente era un color muy rechazado pero actualmente la connotación que se tiene sobre el negro ha cambiado mucho, llegando a ser sinónimo de lujo donde resaltan la objetividad y la funcionalidad. En inglés, la frase “The new black” (el nuevo negro) se usa para denominar las nuevas tendencias.

EL código HTML (lenguaje para páginas web) del color negro es #000000 y el código RGB (según la intensidad) es (0,0,0) es decir, la ausencia total de color. Muchos diseñadores no consideran “el negro” como un color y otros si lo consideran, incluso Auguste Renoir (pintor francés impresionista del siglo XVIII) no solo lo consideraba como un color sino que consideraba el negro como “el rey de todos los colores“. Pero el negro es la negación total del color, entonces ¿Es o no un color? bueno, técnicamente es considerado como “un color sin color”.

La psicología del color explica que según los colores que usas, revelarás tu personalidad, tus sentimientos y tu forma de percibir el mundo. Por lo tanto el uso recurrente del color negro puede indicar lo siguiente:

1. Introvertido y Misterioso

Generalmente las personas que usan éste color son introvertidos (en mi caso a veces hablo sin parar) les gusta la magia y el misterio y les gusta proteger sus secretos personales o materiales de otras personas.

2. Rebeldía e individualidad

El no-color negro es señal de protesta ante las condiciones existentes en el entorno, muchas de las culturas o movimientos sociales usan éste color para mantenerse al margen de la cultura y la ley.

3. Elegancia y dominación

Cuando se acercan a mi a criticar mis gustos, me limito a sonreír <<sé amable>> entonces digo: “me gusta estar elegante” y la verdad es que el color negro permite una elegancia sin riesgos además que proyecta dominio del entorno y versatilidad. El no-color negro también tiene cierto aire de sensualidad y quien usa el negro al vestirse indica que no le hace falta ningún color para llamar la atención; le basta la personalidad.

4. Juventud

En la actualidad, los jóvenes usamos mucho el color negro, este resalta nuestros rasgos juveniles y los acentúa, pero que también hace que la persona que viste de negro, se vea mucho mayor de lo que realmente es.

Además, según el libro de Eva Gueller “La Psicología del color- Cómo actúan los colores sobre los sentimientos y la razón” explica que el color transmuta todo en su versión negativa; es decir, al mezclarse el negro con colores como rojo; amor, representa su contrario;el odio. Si se combina el negro con el amarillo; optimismo, se transforma en egoísmo. De hecho, muchas especies usan esta combinación negro-amarillo para indicar que son venenosos.

Psicología del color Blanco

flower-179004_1280

El color blanco es todo lo contrario al negro, y es la mezcla de todos los colores y la máxima expresión de luz. El blanco es el color más importante de los pintores y representa la inocencia, lo limpio y por lo tanto la pureza. EL código HTML del blanco es #FFFFFF y el colo RGB es (255,255, 255) por lo tanto es la claridad máxima y ausencia total de oscuridad. Las personas que usan el color blanco expresan bondad, inocencia y perfección.

Hay quienes dicen que el color blanco, al igual que el negro, tampoco es un color peor el blanco si es un color y como el contrario del negro, todo lo que se combina con blanco se transforma en positivo o benévolo como cuando decimos “una mentira blanca”. Las características más comunes de las personas con gustos predilectos por el blanco son:

1. Perfección, divinidad y pulcritud

Las personas que usan el color blanco, tienden a ser perfeccionistas porque el blanco es el color absoluto y “cuanto más puro más perfecto” donde también se destaca la pureza de as personas. El color blanco ha sido el más usado por los profesionales de la salud porque representan lo limpio, lo esterilizado. Generalmente las personas que usan el color blanco buscan relaciones con lo divino, sobre todo durante el bautismo. En la antigüedad, los animales blancos estaban relacionados con los dioses, en la actualidad, la paloma blanca es símbolo del espíritu santo.

2. Realeza, decencia y honradez

El color blanco es el color de los dioses, muchos dioses de la antigüedad eran representados con el color blanco, por ejemplo: Zeus era representado como un toro blanco, Cristo es representado como un cordero blanco. Los reyes y reinas visten de blanco en las ocasiones más importantes, sobre todo en la coronación.

3. Feminidad, debilidad y delicadeza

A pensar de que soy hombre, mi trabajo me pide que sea muy delicado, sobre todo porque mi grupo de trabajo está conformado en un 85% de mujeres ¡Soy afortunado! Las personas que usan este color son a menudo muy sensibles y les gusta llamar mucho la atención con sutileza. EL color blanco es muy noble pero también representa debilidad. Este color se usa muy a menudo en los vestidos de novia.

4. Tranquilidad y estoicismo

Las personas que usan el color blanco quieren demostrar que son estoicos y que están en contra de la violencia, la ira o el odio.

5. Insensibilidad y vacío

A pensar de que representa la luz, también representa la nada y como es un color débil las personas que usan este color no quieren demostrar ninguna emoción, de allí que se use el blanco mate en el luto.

El uso del blanco y el negro

Logo Noctambulos

Logo Letras noctámbulas

Pueden leer el significado del logo aquí

La mezcla de dos colores antagónicos significan la verdad, el blanco representa la univocidad y el negro la exactitud. Pero el uso del blanco y el negro también representa el equilibrio del bien y del mal. Yo siempre he usado estos colores y honestamente, hace varios años no conocía sobre la psicología de colores hasta que entré en la universidad y fue entonces cuando entendí porque me gustaban esos colores.

taijitu-161352_1280

Yin y Yang

El uso del blanco y negro significa que la persona es minimalista. A mi no me gusta muchos los ornamentos y francamente prefiero usar los no-colores para así poder combinarlos cualquier entorno y el cualquier diseño, recordemos la funcionalidad del color negro.  En los juegos donde se gana de acuerdo a la habilidad de los jugadores y no al azar, es recurrente el uso del blanco y del negro en las piezas de juego, un claro ejemplo es el ajedrez.

chess-140340_1280

Con toda esta explicación puedo definirme como una persona equilibrada, sencilla y que conoce su capacidad para el bien y para el mal, que no presume de su bondad o niega su maldad. Me gustan las cosas simples y útiles como a cualquier hombre pero a pesar de eso soy muy detallista y aunque se que no puedo ser perfecto, siempre busco acercarme lo mas posible. Soy algo espiritual pero muy rebelde, de hecho, ser espiritual en un mundo donde todo es dinero y materialismo, la espiritualidad es signo de rebeldía.

Fuentes:

Gueller, E. (2008).Psicología del Color. Cómo actúan los colores sobre los sentimientos y la razón. Munich: Droemer Verlag.

http://www.significado-colores.com

http://www.silocreativo.com

Día de visita

El día no me alcanzó para visitar todos los bloguers, lo cual me llena de satisfacción porque quiere decir que Letras Noctambulas se ha hecho con grandes amigos y ciertamente nuestra comunidad crece vertiginosamente. Es por esto que extenderé hasta mañana las visitas… haré turismo enarbolando cada bandera de sus preciados blogs y llevando conmigo un poco de cada país. Me ha encantado lo que he visto y por eso me he quedado prendado con algunas entradas.

Hasta mañana bloguers.