Hagamos una pausa para probar este cóctel cortesía de la casa.

Está por finalizar otro semestre y hemos llegado a la parte favorita de mis estudiantes. No es solo porque sea una de las pocas ocasiones en las que se les permite llevar bebidas alcohólicas sino que también transformamos el salón de clases en un ‘laboratorio de coctelería’ donde aprenden sobre el servicio de restaurante y bar el cual corresponde al pensum de estudio de los futuros Administradores de Empresas Turísticas de Venezuela.

Mi vida no es solo horror y mundos distópicos, también se trata de enseñar los secretos del servicio gastronómico (bromatología, coctelería, enología, control de costos) en conjunto con las teorías filosóficas y científicas del fenómeno turístico. Pocos en la universidad conocen mi pasatiempo como escritor de ciencia ficción y podría apostar a que muchos ni se lo imaginan. En todo caso, la imagen de un profesor es muy importante pero es vital que sus estudiantes aprendan de forma sencilla y completa.

Curazao Azul

Blue Caracas

Este cóctel no es de mi autoría, fue formulado por mis estudiantes en su práctica usando las técnicas aprendidas en clase.

Ingredientes:

  • 2 oz deTequila Blanco
  • 2 oz de Curaçao Azul
  • 2 oz de Licor de Coco
  • 1 gr de Azúcar
  • 1/2 oz de jugo de Limón
  • Hielo

Preparación:

Ponga a enfríar la Copa tipo Martini boca a bajo en una cava con hielo. Mientras tanto en una coctelera (americana o europea), vierta los ingredientes y luego agregue el hielo. Agite vigorosamente por 3 segundos aproximadamente y vierta con cuidado la bebida en la copa. Decore con una rodaja o una espiral hecha con la piel de limón y una cereza sujetas por un palillo.

Preparación del cóctel Curazao Azul

Preparación del cóctel Blue Caracas

Incluso para mi es extraño y contradictorio los tres mundos en los que vivo. Uno de ellos es detrás de un ordenador escribiendo historias de ficción, el otro es la gestión de la calidad en un restaurante y como eso no es suficiente, también me dedico a enseñar en la universidad la «Gestión de Alimentos y Bebidas» así como también el diseño de rutas y circuitos turísticos y Formulación y Evaluación de Proyectos Turísticos.

De hecho soy de los que se fastidia de tener que ver siempre blogs con fotos de comida pero me resulta una forma muy placentera de despejar la mente.

logotipo

Anuncios

5 razones para ser un(a) bartender

Cumplí la mayoría de edad expendiendo tragos en un  bar; pero no cualquier bar, era el Palms, famoso por su parchitello; un licor fermentado hecho a base de parchitas. En ese bar restaurante, la reconocida chef venezolana Helena Ibarra deleitaba a los comensales con los tequeños de queso de cabra o el aclamado Tepuy Yin Yang; un filet mignon inspirado en los tepuyes venezolanos y el concepto del Yin y Yang , pero esa es otra historia y apuesto a que ella misma lo puede contar.

Volvamos a lo que concierne en esta entrada,  las cinco razones que necesitan para convertirse en un(a) bartender, bien sea de manera temporal o como carrera de vida.

  1. Trabajar con bebidas alcohólicas.

Es la primera razón que necesitas para entrar en el mundo de la mixología. Trabajar con bebidas alcohólicas te brinda la oportunidad de conocer todo sobre las bebidas alcohólicas que tú y tus amigos, ingieren en sus rituales de fin de semana.

Si te gustan tanto las bebidas alcohólicas probablemente debas aprender cuál es la forma correcta de mezclarlas para no tener  esos terribles dolores de cabeza después de una noche de copas y por qué no, sorprender a tus invitados con un trago propio de un profesional.

Un bartender no es solo una persona detrás de una barra mezclando tragos, debe tener claro que trabaja con bebidas a base de Ethanol y debe trabajar con responsabilidad. Un verdadero profesional de la coctelería debe conocer las propiedades físicas y químicas de las bebidas con las que trabaja a fin de formular diversos tragos que consientan los paladares más exigentes.

  1. Asistir a los eventos más cotizados (y privados) de la ciudad.

Pensé que con la idea conocer todo sobre las bebidas alcohólicas tendrías suficiente, pero si seguiste leyendo esto es porque realmente te interesa conocer más así que ¡Felicidades!

Cuando te conviertes en un maestro de la coctelería, las invitaciones a eventos sociales permanecen en tu agenda y cada mes es un evento diferente con diferentes personas y diversos temas: bodas, promoción de un producto; que te permitirá conocer el producto antes que entre al mercado, el cierre de una campaña electoral, un show de modas (donde podrás conocer a los modelos o las modelos) el bautizo de un libro o el lanzamiento de una revista en el que podrás tener contacto con escritores y editores reconocidos (pero no olvides cuál tu verdadero trabajo allí). Todo esto mientras ganas dinero, lo que nos lleva a la siguiente razón.

  1. Ganar gran cantidad de dinero.

Si las dos razones anteriores no te convencieron porque eres una persona que piensa financieramente, esta razón es para ti. Trabajar detrás de una barra no necesariamente es como esas tabernas cutre que ves en las películas u observas con desdén desde la otra esquina de la calle en tu ciudad, la verdad es que la profesión de barman es una de las más rentables, pero debes saber donde buscar.

Generalmente el salario de un bartender se divide en tres partes: la primera es el sueldo base establecido por la ley y por la empresa, el segundo es el porcentaje de ventas del día o del mes y el tercero son las propinas. Dependiendo del lugar donde trabajes o al evento que asistas, la cantidad de dinero puede variar pero siempre te irás con un promedio de dinero mayor a lo que ganarías normalmente por día en cualquier otra actividad. Esto te permite cubrir los gastos de la universidad, salir de una mala situación económica o simplemente ganar dinero extra para un proyecto personal.

  1. Puedes abrir tu propia empresa.

Si  logras ganar suficiente experiencia y dinero pero no te gustan los jefes puedes olvidarte de ellos e iniciar una empresa propia. Recomiendo comenzar haciendo Catering para que ganes experiencia como empresario. Pero si eres de los que les gusta los grandes retos, entonces puedes abrir un bar con tu nombre en él.

Es necesario que consideres la necesidad de contratar personal calificado para que cuiden tu inversión y ya que tienes experiencia como bartender sabrás, sin la necesidad de consultores, que están haciendo bien y donde están cometiendo errores. Solo debes recordar que debes pensar como empresario y no solo como trabajador.

  1. Porque es divertido.

La última razón es la que más debe importarnos. No tiene sentido hacer algo sino se disfrutas apropiadamente. No puedo dejar a un lado el hecho de que la profesión de un bartender puede ser bastante exigente, pero si puedo garantizar que el mundo de la gastronomía puede llegar a cautivarte. Lo más divertido puede ser observar como las personas lentamente –y a veces rápidamente- pierden el control con un par de tragos hechos por ti, lo que te brindaría una oportunidad para un profundo análisis en cuanto al consumo de bebidas alcohólicas.

Conocer diversas personas, adquirir conocimientos y ganar dinero es una buena forma de crecer profesionalmente. Si crees que la diversión termina cuando se acaba la fiesta entonces debes prestarle atención a tus compañeros de trabajo que, en el mundo de la coctelería, siempre saben cómo extender las horas de entretenimiento, lo que te permitirá desahogar el estrés. Todo esto te permitirá desarrollar tus habilidades sociales y ganarte la vida mientras otros se la gastan.

photo credit: coffee @ tate via photopin (license)

Gastrosofía: La poesía también se come

La gastronomía es un expresión de las costumbres del hombre y por lo tanto de la cultura de un pueblo. En la gastronomía tenemos que exigir el uso de más de nuestros cinco sentidos para completar la experiencia y donde los poetas no se expresan con palabras, lo hacen a través de los sabores, los aromas, las texturas y los colores, lo que los convierte en unos verdaderos artistas.

En la gastronomía a los poetas se les llama cocinero, siendo “Chef “un título que deben ganarse con la experiencia, el respeto, no sólo por su técnica sino también por su sensibilidad artística . Pueden tener millones de seguidores y fans en todo el mundo porque conmueven, con su arte culinario, los corazones de los que están dispuestos a dejase seducir en la vivencia gastronómica.

El labor del cocinero es entonces, más que un trabajo, una verdadera pasión, pues se requiere que los adeptos de este noble arte, posean destrezas únicas y que además, se sientan identificados con su desempeño como gestores culturales y precursor de un arte tan antiguo como la misma historia.

Hay un detalle que se debe tomar en cuenta. Chef, significa “Jefe” por lo tanto, EL Chef no es Chef únicamente porque posea un título, al contrario de lo que se hace pensar en las escuelas gastronómicas aunado a la gran competencia en el mercado de la hostelería, el cocinero recién graduado, debe comenzar desde abajo, aprendiendo de los que, ya estando en el mercado laboral y haber adquirido suficiente experiencia, poseen habilidades y conocimientos derivados de la práctica y que le muestran la mejor manera para que, usando sus técnicas desarrolle destrezas propias y que sean competitivas en relación a las nuevas tendencias y demandas de los comensales más exigentes. Por lo tanto, en el mundo gastronómico la técnica es esencial pero se ve complementada con la experiencia personal adquirida durante el ejercicio de su arte.

Arepa Venezolana. Fuente: yoteinformo.wordpress.com

Al igual que un escritor o un poeta, el cocinero va desarrollando sus habilidades en la práctica por lo tanto no se puede ser cocinero si no se está cada día bajo aquella marea de sabores, olores y la cacofonía característica de aquel salón artístico que llamamos cocina.

 La cocina ha dejado de estar reservada sólo para amas de casa  desde que la monarquía francesa cayó y surgió aquel personaje en el año de 1765 llamado Monsieeur Boulanger dueño de un establecimiento de nombre Champú d’Oiseau y que dando su grito de guerra: “Venis ad me omnes qui stomacho laboratis et ego restaurabo vos” (Vengan a mi todos aquellos cuyo estómagos, yo los restauro) inició la restauración gastronómica propiamente dicha y con ella Los Restaurantes.

resto-1-360x273

El proceso de cocinar se inicia desde el momento que el cocinero formula la receta y escoge los ingredientes para el plato que quiere crear. Al momento de combinar los ingredientes e iniciar su obra, el cocinero debe estar atento a cada detalle en cuanto a sabor, aroma y aspecto se refiere.

IMG_20130623_00201123

Estudiantes de Gastronomía y Gestión de la Hospitalidad del Colegio Universitario de Caracas. Foto tomada por YJRivas

Al igual que una obra de arte en una galería, las obras de incontables artistas gastronómicos son expuestas para el deleite de los paladares que gritan de angustia por una restauración exquisita.


Preso de amores

De Baltasar del Alcázar

(Sevilla 1530 – Ronda 1606)

Tres cosas me tienen preso
de amores el corazón,
la bella Inés, el jamón

y berenjenas con queso.


Esta Inés (amantes) es
quien tuvo en mí tal poder,
que me hizo aborrecer
todo lo que no era Inés.

Trájome un año sin seso,
hasta que en una ocasión
me dio a merendar jamón
y berenjenas con queso.

Fue de Inés la primer palma,
pero ya júzgase mal
entre todos ellos cuál
tiene más parte en mi alma.

En gusto, medida y peso
no le hallo distinción,
ya quiero Inés, ya jamón,
ya berenjenas con queso.
Berenjenas al pesto
Alega Inés su beldad,
el jamón que es de Aracena,
el queso y berenjena
la española antigüedad.

Y está tan fiel en el peso
que juzgado sin pasión
todo es uno, Inés, jamón,
y berenjenas con queso.

A lo menos este trato
de estos mis nuevos amores,
hará que Inés sus favores,
me los venda más barato.

Pues tendrá por contrapeso
si no hiciere razón,
una lonja de jamón
y berenjenas con queso.

Fuentes:

También pueden visitar mi blog dedicado únicamente al turismo que recientemente estoy compartiendo con todos ustedes www.turistosofía.wordpress.com

Literatura, turismo y coctelería

     Desde hace días he tenido en la cabeza la idea de escribir algo para el turismo, después de todo es mi profesión. Sin embargo he escrito desde mucho antes de comenzar una carrera universitaria y apuesto a que mucho de ustedes también. Desde escribir un diario hasta una carta para un ser amado (si, antes del whatsapp o facebook se escribían cartas) e incluso escribir poemas o cuentos para la clase de literatura de la preparatoria.

    Lo cierto es que, el turismo y la literatura no son diferentes. En ambos el viaje, la recreación y las experiencias forman parte fundamental del desarrollo personal del turista o del lector.  En el turismo se invita a que dichos turistas visiten aquellos paisajes que, siendo reales, parecen sacados de un cuento. Se motiva al viajero a que entre en un mundo que puede no conocer, desde un museo donde descansan las obras de artistas inmortales de todo el mundo hasta aquellos espectaculares monumentos naturales cargados de una belleza de ensueño. En el turismo es primordial la primera experiencia y de allí a que, el turismo y el romance pueden complementarse. Se puede comparar al turismo con la experiencia del primer beso y con aquella emoción y el recuerdo de la primera vez.

    En el turismo es vital que, la comunidad receptora , hablando en términos técnicos, sea amable y este abierta a la alimentación de los turistas y visitantes. La relación entre el anfitrión y el huésped debe ser lo suficientemente cercana como para establecer una relación duradera y solida. Tenemos entonces un campo en el que la relación personal y las emociones son intrínsecas en el campo de la actividad turística.

      En el caso de la literatura pasa lo mismo, la única diferencia es que, al lector se le invita a viajar a escenarios fantásticos y que los visualice e imagine como reales, por supuesto que, el escritor se vale de lugares conocidos, aquellos en los que el mismo ha sido huésped para crear mundos y trasmitir sus experiencias o contarnos historias maravillosas. En la literatura la experiencia personal es fundamental, no por el simple hecho de que el escritor cuente una historia personal sino que el lector, interpretará éstas historias de acuerdo a su propia experiencia personal y la aplicará a su vida diaria. Entonces tenemos que el turismo y la literatura son complementarias, la una a la otra y ambos son fundamentales en el desarrollo del ser humano.

     En la literatura, el escritor aunque se base en lugares que conozca, está creado, de allí que se considera a la literatura como un arte que usa la palabra para expresar una idea, un sentimiento o una experiencia que puede tener una trascendencia particular. Entonces tenemos literatura y turismo que son transcendentales, pero nos hace falta algo importante que agregar, el arte de la coctelería.

   ¿Por que consideramos a la coctelería como una arte? es muy sencillo, en la coctelería, el Barman, aunque puede usar una receta, también crea. Incluso cuando se fija en una receta de algún cóctel clásico como el Martini o un Daiquirí el barman le colocará su toque personal. En la coctelería hay un deseo y una pasión por investigar y aprender todo acerca de un cóctel y sus ingredientes y la manera en que éstos se pueden combinar para crear nuevos sabores, sensaciones , aromas, texturas, colores, densidades, niveles de volumen alcohólico, conjugando equilibrio y armonía en su contenido que invitan a ser degustados.

     Eso quiere decir que al barman también se le puede considerar un artista (modestia aparte) porque al igual que un escritor, está motivado a crear y sorprender con su creación a su publico espectador y degustador, porque no se trata únicamente del producto final sino también el estilo, la etiqueta y la técnica que el barman usa en la producción de su obra. Entonces tenemos que la coctelería y la literatura se valen de técnicas especializadas para la creación de un cóctel o de obra literaria.

   AL final tenemos la literatura, el turismo y la coctelería como expresiones de arte y formas de expresar y conocer el mundo que nos rodea, así como interactuar con personas de todo el mundo, bien sea  detrás de un escritorio en una agencia de viajes, de una barra en un restaurante o simplemente a través de un poema, pero siempre estaremos dispuestos a crear o dejarnos atrapar en la creación de otros, viajando al rededor del mundo y acumulando hermosas experiencias que son tan nuestras como nuestros sentimientos y que nada ni nadie nos lo podrá quitar jamás.