Celebremos la poesía

La poesía no tiene residencia fija. Suele invadir los demás géneros y casi no hay gran libro donde no esté presente. Hasta puede afirmarse que en última instancia no hay literatura, sino poesía.

Rafael Cadenas

No sé porque solo tenemos un día especial para la poesía, pero creo que es suficiente. La poesía no necesita un día para celebrarla porque es en sí misma, una celebración de la vida. Escribir poemas es similar a respirar y observar el mundo que nace y mengua, recogiendo con palabras aquello que logramos percibir y dejando a la imaginación lo que no pudimos escribir.

Siento que hemos relegado a la poesía a palabras vetustas del pasado. La poesía es atemporal. Quizá pensamos que ya no tiene nada que ver con nosotros pero cuando el momento es propicio, invade nuestra mente aquel sentimiento de tribulación o esa tórrida mezcla de pasiones que enajenan el juicio. Entonces todo se aclara. Volvemos nuestra vista hacia nuestros prejuicios y retornamos ante el claro mensaje de la poesía.

Sigue leyendo

Anuncios

Poema: Alegría

Cover Poema: Alegría

Enarbolen la alegría

de los frugales corazones,

que reflexione la fortuna

y desintegre desazones.


El dolor al alma languidece

cercenándola con premura,

con tesón la desfavorece,

predominando la amargura.


Gratificar es el secreto

ante el suplicio perentorio,

privar el recelo escueto

 en el universo ilusorio.

logotipo-11

El despertar de la alondra

Dime alondra, ¿Quién como tú, aspira todos los días alcanzar al Sol? Te levantas con los primeros rayos del alba y te elevas sobre las copas de los árboles en una búsqueda continua de iluminación. Son tus plumas el símbolo de la mente humana, que en su ligereza y arduo trabajo se debe purificar y elevar en oposición a las tinieblas.

¿Quién desea ser como tú, alondra solar? Vistes las cenizas de la tierra renovada, de la purificación por el fuego. ¿Acaso has estado tan cerca del sol, que su fuego ha purificado tus alas?

Poema: Cartas al Tiempo

Portada

I

Cartas al tiempo escribiré,

lo escribiré con lagrimas divinas,

lagrimas cálidad y a la vez frías,

que no se si sentir o temer.

II

Después del tiempo,

te vi besar rosas sangrantes,

con aroma de amor etéreo

en un baile dulce y eterno

en la cima del monte de mis sueños.

III

Se lo describiré al tiempo,

En pergaminos antiguos,

vírgenes en todo su esplendor,

en donde sólo una letra exista

expresando mi dicha y mi dolor.

IV

Y el tiempo fue hielo,

descubriendo señales ocultas,

te vi alzar piedras y sepulturas

de un mundo oculto en el centro.

V

No hay tiempo, solo espacio,

la música es eterna

flores crecen cual si fuera primavera

en aquel cielo donde reinan las estrellas.

IV

Ésto se lo escribiré al tiempo

sin fecha ni remitente alguno

seré anónimo en todos sus sentidos,

le escribiré con símbolos de antiguos manuscritos.

logotipo-11

Poema: Iniciación

Un comienzo incierto con reloj de arena lo he de marcar,
y un círculo mágico que he de conjurar,
ante el norte y sobre la tierra lo he de llamar
y con un athamé plateado hacia mi derecha lo he de guiar,
y sosteniéndolo firmemente con mi pulgar,
responderá a las peticiones que les he de recitar.

El sur siempre me responderá,
en el suelo los fuegos he de señalar,
con velas blancas y los ojos hacia el mar,
al oeste la muerte he de apartar.

Con agua mi cuerpo  purificar
para al este poderme arrodillar
cómo los reyes paganos he de bailar,
con risas y flores alrededor de mi altar,
disfrutando del aroma y don natural,
que los dioses de antaño me han de otorgar.

La Diosa a quien todos debemos retornar
complaciente mi cara ha de acariciar,
con su dulce voz y suave mirar,
inquieta me ha de asignar,
si es éste el camino que he llevar,
mi cuerpo y rostro he de lavar
ante ella desnudo debo estar
Para adorarla por la eternidad.

Licencia de Creative Commons
Iniciación by Yorvis J. Rivas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en https://yjrivas.wordpress.com/“>

Sueños

He visto las piedras moverse, he visto secretos inimaginables. Podría contártelos allá donde ni la luna puede ser testigo, donde ni la muerte podrá tocarte. Puedo darte las alas que te llevarán alrededor del mundo y conocerás los secretos que el fondo de la tierra y el mar guardan tan celosamente.

Ven y escucha mi canto en la hermosa y misteriosa noche, donde la paz reina, donde criaturas que no conoces nos vigilan tan de cerca. Yo diseñé el tiempo y planté tu en su sangre el recuerdo de rasas pasadas y con ella surgió tu conciencia. Ven a mí en este vínculo, ven y te mostrare…

Ven y te daré la paz del olvido, la cura del dolor que con cada pétalo de rosa intentaste sanar pero que sólo las espinas lograste tocar. ¿Por qué estás triste, Por qué tus lágrimas no dejan de salir? ¿Quieres que se detengan verdad? Por eso es que te cerraste a al dolor y para hacerlo te cerraste al amor, ¡Cuán desdichado, cuán inútil es borrar los recuerdos de noches aterradoras, de aquella muerte, de aquel leve respiro.

¿Por qué huyes si tengo para ti una historia asombrosa?Aquí donde el sol se oculta, en donde las aves se refugian en los altos arboles negros a contemplar el hermoso atardecer. En la cima del mundo te espero con los libros de muchos continentes y muchas razas. Aquí está el secreto de lo inmortal, el sueño más hermoso jamás soñado, hermoso como el atardecer, rojo como la sangre, como la dulce sangre que corre por tus venas, Dulce néctar de la vida y alegoría de muerte.


En la cima de la montaña más alta,

grítame con  el viento de la noche,

allá hasta donde la vista alcanza,

donde el mar se funde en el horizonte.


Mientras  la  noche nos envuelve,

bajo las estrellas que nos ahogan

donde el cielo que te rodea cae

con tiernos gritos del silencio de las soledades.


¿Me buscas? Aquí estoy donde el cielo toca la tierra, donde hadas bailan y cantan con alegría, donde escuchaste mi vals, donde presenciaste mi muerte. Estoy donde tocaste el pulso de mi corazón gritando desde piedras antiguas escritas por seres desconocidos. Sólo sígueme y encontrarás una nueva vida, una que no te puedes imaginar.

Argentum Liber

¡Hasta con poesía, venezolanos reclaman al gobierno de Nicolás Maduro!

A través de las redes sociales y las aplicaciones móviles, he recibido dos poemas que van dirigidos al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Desde que el señor Maduro, heredó el puesto de presidente los descontentos con el gobierno se han incrementado. Desde una dirección improvisada hasta un uso inadecuado del idioma Castellano, el mandatario ha sido objeto y sujeto de burlas y reclamos.  Sigue leyendo

Gravedad y Amor

Si tan solo supieras lo idéntico del amor con la gravedad, entonces entenderías la lucha constante del ser humano por permanecer en el cielo; y el temor de estrellarse contra el suelo. La gravedad une las partículas como el amor une las almas y todo se reduce a un ley física; perenne, mutable y trascendente de las dimensiones conocidas.

Todo ser humano está determinado —por ley— a ser empujado hacia otro, para mantener la obra de la creación unida bajo un mismo sol, vibrando tan alto que parece que no se movieran, emitiendo el hermoso sonido del amor. ¿Podrías determinar la fórmula del amor? ¿La velocidad de su acontecimiento? Es tan lento y tan rápido que el mundo a tu alrededor parece ir en dirección contraria. Puedes sentir la caída y puedes sentir la gloria estar en la cima del mundo; para luego caer, solo por amor.

Una rosa para los muertos

Cúbreme entre tus alas hermoso ángel

Llévame a los cielos negros

Sobre cementerios que no vi antes

A llevar ésta rosa para los muertos.


Una rosa hermosa de espinas negras

Es todo lo que tengo junto con mis penas

Es la rosa del color de mi sangre

Una que con gusto doy a los espíritus de los aires.


Acepten esta ofrenda mis queridos muertos

Una rosa roja con gotas de cristal

Para que los reciban en las puertas de hierro

Incrustada en el mundo sobrenatural.


No lloren el olvido mis amados muertos,

Que aún la noche es iluminada por las estrellas,

Aquí estoy parado frente a sus huertos,

Esperando la muerte que tarde o temprano me llega.

Licencia de Creative CommonsUna rosa para los muertos by Yorvis J. Rivas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Mi bella suicida

Felices sueños mi hermosa amada,
Allá donde el paraíso florece,
Donde tu alma pura descansa
Y donde los valles secos reverdecen.

En el cementerio triste me dejaste
Con una rosa blanca en mis manos
Después de amarme me abandonaste
Huyendo a los hermosos países lejanos.

Rosa blanca de espinas negras,
Tentación de suicidio inevitable
Con amargo dolor y dura pena
Que no mata pero envenena
Con la estaca que en mi corazón fríamente clavaste.

Aquí donde mi vida acaba
Donde mis sueños lentamente se desvanecen
Con muros fríos que mi alma tristemente socava.
Y mi razón que lentamente perece.

Te amé con el más puro amor
Velando tus sueños noches enteras
Besando tus ojos con dulce clamor
Dibujando para ti bellas esferas.

Te suicidaste y con ello se suicidó mi amor
Se fue contigo con el gran señor Dios,
Despojaste mi alma de su inmenso dolor
que ahora siente que debe decirte adiós.

Lloro y lloro y no encuentro consuelo,
Tus hermosos cabellos no acariciaré más,
Mis labios extrañarán el néctar de tus besos
Y tú te vas para nunca regresar.