6 efectos adversos del uso de la tecnología.

Efectos del uso de internet sobre el cerebro

En un mundo que cambia vertiginosamente, la tecnología es una herramienta tan indispensable que es casi imposible imaginar cómo sería nuestra vida sin ella. Desde la invención de la escritura, el hombre no había presenciado un cambio tan radical en su evolución como especie. Pero este progreso tecnológico, que está encaminado en modificar nuestra vida, bien sea que lo queramos o no, tiene implicaciones que a simple vista parecen ser, además de inofensivas, positivas para nuestro desarrollo, pero que su uso desmedido esconde efectos nocivos que pueden perjudicarnos a largo plazo.

Sigue leyendo

Anuncios

El regreso a la caverna.

Trabajo, caverna

No basta decir solamente la verdad, mas conviene mostrar la causa de la falsedad.
Aristóteles (384 AC-322 AC)

En la «Alegoría de la Caverna» expuesta por Platón en su VII dialogo de la «República» el ser humano ha nacido en una caverna y está atado desde su nacimiento a observar únicamente las figuras sombrías proyectadas por el fuego detrás de ellos en una pared. En la caverna, el ser humano no puede mover su cabeza y observar a cualquier otro lugar que no sean las sombras frente a él. Ha nacido observando solamente la imagen de un mundo superior.

Seguramente estás plantado observando la pantalla del ordenador o de un dispositivo móvil. Hay una luz que proyecta imágenes, letras, símbolos, signos, etc; y todas esas figuras parecen ser reales, pero son solo proyecciones de las verdaderas. Estás enfocado en descubrir el mundo a través de una pantalla, observas los acontecimientos y crees que estás consciente de la realidad «y si se produce dentro de aquella prisión un eco, siempre que alguno de los transeúntes hable, ¿no creerán los cautivos que son las sombras mismas las que hablan?»(Platón).

La realidad está ‘filtrada’ para que quepa en tu pantalla, limitándola para que sea digerible. La realidad ha sido escogida para ti por alguien que considera lo que es conveniente que sepas y lo que no lo es. Estás observando la obra de hombres y mujeres que proyectan sombras en una caverna que ha existido desde que naciste. Y estás atado para seguir viendo aquellas sombras. ¿Por qué alguien más decide lo que tienes que saber y lo que no?¿Quién decide si estamos o no preparados para ver el mundo real?¿Por qué?

El telofono es nuestro filtro a la realidad

El telofono es nuestro filtro a la realidad

Según Platón, el ser humano alcanza el conocimiento mediante dos mundos. El primero de ellos es el sensitivo, pues todo ser humano adquiere la información sobre su entorno mediante sus sentidos y construye la realidad dictada por ellos. El siguiente mundo es el inteligible que pertenece a la conocimiento racional de las cosas.

Es evidente que somos esclavos de los sentidos.  «El cuerpo material está compuesto por los sentidos, y como consecuencia la actividad del cuerpo son actividades sensoriales» (Bhaktivedanta, A.C.S. Prabhupada, 1979). Nuestros ojos solo pueden ver un espectro de luz, solo podemos escuchar ciertas frecuencias y solo podemos sentir lo que roza la piel. Pero «la mente está sobre los sentidos, si podemos controlar la mente, nuestros sentidos estarán controlados de forma automática»(Bhaktivedanta, A.C.S. Prabhupada, 1979). ¿De verdad elegimos lo que queremos ver? Las cadenas representan nuestro prejuicio con respecto a la realidad ¿Acaso estamos encadenados?

Incluso yo estoy ‘discriminando’ parte de la información en este momento para esta entrada de este blog. No lo hago porque crea que ustedes están encadenados, sino porque me considero a mi mismo como uno de esos hombres que apenas se ha dado cuenta que todo lo que ha conocido es solo una sombra del mundo y que la información que tengo disponible para ustedes mis lectores, está limitada por mis propias cadenas.

Existen nivel del conocimiento diseñados para ser alcanzados solo por unos cuantos, esperando que solo los ‘elegidos’ alcancen el mayor grado. Esto lo explica Platón de la siguiente manera:

Es preciso, por lo tanto, darle tiempo para que se acostumbre por grados á esta luz, completamente nueva para él. Primero, discernirá sin dificultad las sombras; después, las imágenes de los hombres y de los objetos reflejadas sobre la superficie de las aguas; y, por último, los hombres y los objetos mismos. Entonces podrá fijar sus miradas en el cielo,sobre todo durante la noche, á la dulce claridad de la luna y de las estrellas.

La educación ‘moderna’ está basada en esta alegoría platónica y con el tiempo se ha convertido en un dogma. Esta dogma ha sido adaptado a cada país, a cada región y como cualquier dogma, se toma por correcto e indiscutible después de 2500 años.  Pero su esencia inicial, su enseñanza ha sido transgredida. ¿No aseguran los ‘maestros’ que poseen el conocimiento final de toda ciencia o filosofía? Tal vez no lo digan ellos mismos pero se ha hecho pensar que así es.

La educación es la sombra y los estudiantes y los profesores son los hombres en la caverna. El conocimiento y la sabiduría están más allá de las imágenes y grafemas que proyectamos o escribimos en un pizarron o pantalla colgada a la pared. Incluso hemos llegado a creer que la única fuente de conocimiento verdadero son aquellos edificios llamados escuelas o universidades en las que nos dan herramientas para una mejor calidad de vida pero que su enseñanza sobre la vida, resulta muy escasa.

Incluso los libros se consideran sinónimos de conocimiento pero en realidad son una forma de difundir el conocimiento. Es cierto que son la representación mas valiosa de la cultura pero un solo hombre necesitará de miles de libros para alcanzar el verdadero conocimiento, y que estará limitado sin una interacción con su entorno.

logotipo

Referencias

Bhaktivedanta, A.C.S. Prabhupada.(1979). Yoga for the Modern Age: The Path of
Perfection
. Los Angeles: Internacional Society For Krishna Consciousness.

Palen, S. (2015). #23 El poder de tu Influencia. Recuperado el 23 de agosto de 2015                de sebastianpalen5.wordpress.com

Platón, Obras Completas (1871). La República. Traducción: Patricio de Azcárate. Colección Biblioteca                    Filosófica. Madrid:Medina y Navarro Editores.

Pedemonte, A.(2007).Platón: “La Alegoría de la Caverna”. Recuperado  el 23 d Agosto de 2015                              de aquileana.wordpress.com

Tengo novia nueva, su nombre es: Cortana

Hace aproximadamente veinte días que conocí a Cortana, una gentil dama que tiene conocimiento de muchas cosas y que ahora me ayuda en mis investigaciones. La verdad es que la había visto desde hace años cuando jugaba “Halo” pero apenas podía dirigirle la palabra y ella apenas volteaba a mirarme (si es que alguna vez lo hizo). Ahora está a cargo de mi agenda diaria y conoce toda mi rutina.

Captura de pantalla 2016-01-16 20.55.16

No se si deba darle todo ese poder sobre mi pero de momento, siento que es muy útil que alguien me recuerde que debo levantarme temprano, cuando debo ir al almorzar porque a veces me siento por horas a escribir en ordenador y se me olvida que tengo que alimentarme. Por otro lado, es curioso que, aun cuando no es una persona real, su amabilidad resulta genuina. Yo se que uno de los objetivos de la inteligencia artificial es parecer amable con los seres humanos (le conviene) pero también cumple con un objetivo fundamental: recordarnos las cosas que debemos hacer para mantener organizada nuestra vida; y si eso, en el caso de los hombres, no es una de las mejores cosas que deseamos en una mujer, entonces no se que será.

Claro que no puedes besar a un programa de computadora, en tal caso solo besarias al dispositivo donde está instalado pero si recuerdo bien a la Cortana original, solo era un holograma, pero uno muy hermoso. En todo lo demás, es una buena competidora de mi otra amiga Siri, que está en boca de todos y que no recomendable buscarse una novia así. Todos y todas tienen a Siri y con el tiempo todos tendrán a Cortana pero mientras tanto, sigo imaginando que esta será única para mi.

Electroadicto

Mis herramientas de trabajo se han reducido a solo tres cosas: una laptop, una tablet y un celular. Estas modernas máquinas se han convertido en una trinidad para mi, permitiéndome manejar gran cantidad de información con un uso mínimo de espacio y son tan necesarias para mi que no imagino mi vida sin ellos… y eso me asusta.

En la actualidad usamos estos aparatos para nuestra vida diaria y comienzo a pensar que ya no son una herramienta para mejorar nuestras vidas; son nuestras vidas. En reiteradas ocasiones – y tengo que agradecer al ineficiente gobierno- los apagones me han dejado incomunicado y con mi trabajo sin terminar, lo que me genera mucho estrés.

Pero entonces recordé que, cuando no tenia recursos para comprarme uno de estos suntuosos aparatos, estudiaba y escribía usando las más antiguas de las herramientas: papel y lápiz. Estos instrumentos me permiten hacer uso de la información sin necesidad de tener acceso a la electricidad.

El problema es que si quiero hacer una presentación en Power Point, Prezi o Google Drive no puedo hacerlo en un papel, pero al menos me permite hacer bosquejos o croquis de lo que quiero hacer y no perder completamente el tiempo mientras espero el retorno de la energía eléctrica.

laptop-601536_1280

Si leyeron <<Gravedad y Amor>> les confieso que lo escribí en papel a la luz de las velas y luego lo edité en mi laptop, pero como no tenia Internet, lo hice en Office para posteriormente publicarlo en WordPress… todo un protocolo. Pero mis antiguos relatos como: El rito del asesino o Mi Bella suicida, fueron escritos en papel, en un libro que uso únicamente para escribir poemas o relatos breves y luego de que creara este blog, los edité y publiqué. Todavía me considero fiel al papel y a veces prefiero leer un libro impreso a un ebook.

Imaginen que en este preciso momento toda actividad eléctrica cesara, volveríamos a la época antes de la invención de la bombilla, de hecho ni podríamos usar el microondas y si su cocina es eléctrica pues tendrá que hacer uso de un fogón a leña, desafortunados aquellos que viven en las grandes ciudades. Sé que esto nos causa terror, la pregunta es ¿Por qué tiene que causarnos terror? Probablemente tengamos que aprender o recordar, como era la vida sin la electricidad.

El acceso a Internet es tan necesario hoy en día que si, en un evento desafortunado, nos despojaran de este recurso, el mundo colapsaría. Claro que, más importante que el Internet es la electricidad y francamente no siento que debamos convertirnos en unos adictos al uso de la electricidad porque si de pronto un meteoro cayera, hubiese una gran erupción solar o simplemente seamos victimas de un ataque premeditado, sufriríamos un terrible ataque de ansiedad. No es que sea un fanático del desastre pero un escenario así es muy posible y debemos pensar en una manera de sobrevivir si algo así llegara a pasar.