Hagamos una pausa para probar este cóctel cortesía de la casa.

Está por finalizar otro semestre y hemos llegado a la parte favorita de mis estudiantes. No es solo porque sea una de las pocas ocasiones en las que se les permite llevar bebidas alcohólicas sino que también transformamos el salón de clases en un ‘laboratorio de coctelería’ donde aprenden sobre el servicio de restaurante y bar el cual corresponde al pensum de estudio de los futuros Administradores de Empresas Turísticas de Venezuela.

Mi vida no es solo horror y mundos distópicos, también se trata de enseñar los secretos del servicio gastronómico (bromatología, coctelería, enología, control de costos) en conjunto con las teorías filosóficas y científicas del fenómeno turístico. Pocos en la universidad conocen mi pasatiempo como escritor de ciencia ficción y podría apostar a que muchos ni se lo imaginan. En todo caso, la imagen de un profesor es muy importante pero es vital que sus estudiantes aprendan de forma sencilla y completa.

Curazao Azul

Blue Caracas

Este cóctel no es de mi autoría, fue formulado por mis estudiantes en su práctica usando las técnicas aprendidas en clase.

Ingredientes:

  • 2 oz deTequila Blanco
  • 2 oz de Curaçao Azul
  • 2 oz de Licor de Coco
  • 1 gr de Azúcar
  • 1/2 oz de jugo de Limón
  • Hielo

Preparación:

Ponga a enfríar la Copa tipo Martini boca a bajo en una cava con hielo. Mientras tanto en una coctelera (americana o europea), vierta los ingredientes y luego agregue el hielo. Agite vigorosamente por 3 segundos aproximadamente y vierta con cuidado la bebida en la copa. Decore con una rodaja o una espiral hecha con la piel de limón y una cereza sujetas por un palillo.

Preparación del cóctel Curazao Azul

Preparación del cóctel Blue Caracas

Incluso para mi es extraño y contradictorio los tres mundos en los que vivo. Uno de ellos es detrás de un ordenador escribiendo historias de ficción, el otro es la gestión de la calidad en un restaurante y como eso no es suficiente, también me dedico a enseñar en la universidad la «Gestión de Alimentos y Bebidas» así como también el diseño de rutas y circuitos turísticos y Formulación y Evaluación de Proyectos Turísticos.

De hecho soy de los que se fastidia de tener que ver siempre blogs con fotos de comida pero me resulta una forma muy placentera de despejar la mente.

logotipo

Anuncios

Turismo de letras: Aquellas cosas que debería escribir.

«Es hermoso escribir porque reúne las dos alegrías: hablar uno solo y hablarle a la multitud.»

Cesare Pavese (1908-1950) Poeta y novelista italiano.

Cuando mis estudiantes me abordan con preguntas sobre la actividad turística, veo en sus ojos la esperanza de convertirse en viajeros, eso está muy bien pero el turismo no es solo eso. Es decir, si necesita que las personas viajen, que se desarrollen a nivel personal y espiritual adquiriendo un vasto conocimiento del mundo que les rodea. Pero es solo una fracción de lo que significa ser un turismólogo.

Por supuesto que mi especialización son los servicios de alimentos y bebidas, pues es lo que he venido trabajando desde que tenía dieseis años. De hecho, comencé a trabajar como mesonero en un prestigioso hotel de Caracas y para cuando llegué a la universidad, ya tenía un amplio conocimiento de los servicios gastronómicos como elemento de la actividad turística. Lo que necesitaba era obtener un conocimiento teórico y más «científico».

Quizá la mejor parte de estudiar el fenómeno turístico sea la de socializar, pero de vez en cuando es bueno regresar a los libros y participar en las discusiones sobre los avances en las investigaciones del turismo; aún discutimos si realmente es una ciencia. Obviamente no podría ser un buen profesor si me dedico a leer únicamente, el conocimiento que se adquiere a través de la experiencia es muy significativo para tener una visión propia y si es necesario, refutar las hipótesis o teorías actuales. Entonces me convierto en un investigador, el primer paso para desarrollarme profesionalmente.

Los que me preguntan porqué me dedico a escribir historias de ciencia ficción, de horror o de romance quizá no comprendan bien la forma que tengo de hacer turismo. Escribir —para mi— se han convertido en un hábito, en una forma de recrearme en mi tiempo libre. El turismo depende principalmente del tiempo libre que dispone cada ser humano. En otras palabras, es un «turismo de letras», usar la escritura para desarrollarse a nivel personal y profesional.

En mi caso, es la justificación en mi propia visión del mundo y de las cosas que siempre me ha gustado leer lo que me ha impulsado a escribir cada día. Soy profesor universitario en el área de servicios turísticos y también soy un ávido lector de horror y ciencia ficción. Me encanta el rock y no temo demostrarlo. Y al contrario de que pueden pensar sobre los ‘rockeros’, aun por mi predilección por usar trajes negros, es que yo no luzco como un idiota, pues me gusta vestir bien. «Quizá esto sirva para mi currículo».

A veces siento que rompo las ilusiones de muchos de mi estudiantes al explicarles que no necesitan estudiar turismo para convertirse en viajeros y que los viajeros no siempre estudian turismo. El que estudia turismo se convierte en un prestador de servicios y que aunque viajen, siempre tendrán que hacerlo para servir a otros. Entonces confunden el servicio con ser esclavos.

—¡Basta!— les digo — los que estudian medicina lo hacen para servir a otros y pasan largas horas en los hospitales, y no por eso son esclavos. Ustedes pierden su tiempo en pretender que van a estudiar turismo simplemente para viajar; pues no necesitan de un título universitario para eso. ¿Es que no se dan cuenta que viajan más que yo al año? Yo tengo dos títulos y ustedes están estudiando para obtener el primero. En lo que a mi concierne, ya son viajeros. Mi trabajo es convertirlo en turismólgos y servidores para y de la actividad turística.

Estudiar turismo es prepararse para servir y adquirir un gran conocimiento de cómo funciona el mundo. El problema está en que el turismo como fenómeno no ha adquirido el reconocimiento que ha logrado, por ejemplo, la medicina o la arquitectura a través de los años, siendo estas unas de las ciencias más antiguas y que fueron en primer lugar, disciplinas.

Muchos estudiantes y profesores me han confundido con un profesor de letras, de publicidad, de filosofía y hasta de leyes y han quedado impresionados cuando les cuento que solo soy mesonero ( y sonrío al decirlo), pero luego les explico la forma en la cual he sido educado y la experiencia que he adquirido, en mis viajes, en la universidad, en el campo de trabajo en conjunto con todas las personas que han formado parte de mi vida, quedan desconcertados. Les explico que no hay nada espectacular, nada extraordinario, solo es hacer turismo.

Si desean pueden revisar el blog que estoy iniciando para compartir mi experiencias en turismo: turistosofia.wordpress.com

Y. J.Rivas

//


//

El turismo como experiencia humana

No es un secreto que haya iniciado este blog basándome en mi experiencia en el ambiente turístico nocturno, aunado a mi afición por la escritura. En varias ocasiones publiqué algo sobre mi trabajo y de algún modo expuse mi currículo para darles más información sobre mi profesión actual.

En este caso, he publicado algo en mi blog, (dedicado únicamente al turismo con un toque más filosófico) la experiencia humana como base fundamental en el desarrollo del turismo a nivel mundial, basándose en la comunicación.

Turistosofía

El turismo es un fenómeno donde se ofertan y demandan experiencias humanas. Los ser vicios turísticos tienen la finalidad de que dicha experiencia sea cautivadora y que permita a los viajeros, no solo recordar una marca en particular o un atractivo turístico, sino que también a la comunidad receptora; es decir, a su gente. Por lo tanto, la experiencia es el pilar fundamental de la actividad turística pero, para que esta experiencia se establezca, es necesaria una interacción personal entre el viajero y el prestador de servicios.

En mi clase, les enseño a mis estudiantes a prepararse para ser servidores y promotores de la actividad turística venezolana, pero no centrándose únicamente en libros de finanzas o negocios; les enseño a través de la interacción humana. No quiero decir con esto que los cálculos financieros, el mercadeo, el diseño de rutas o la gestión de alimentos y bebidas sean elementos secundarios…

Ver la entrada original 680 palabras más

Y todo comenzó.

Un poco más sobre mi
Camino a Galipan by YJRivas 2012

Camino a Galipan by YJRivas 2012

Yo soy profesor de turismo y me especializo en la gestión de alimentos y bebidas y organización de eventos especiales. Mi profesión contrasta significativamente con mi afición por escribir cuentos de horror, de ciencia ficción, erotismo y fantasía. Por un lado, tengo que ser sociable, viajar, sonreír y explicar con números la fenomenología turística y enseñar las técnicas de gestión en empresas turísticas.No me vayan a malinterpretar, no lo hago por obligación. Me siento orgulloso de mi profesión. Pero para ser escritor, debo aislarme para lograr la tranquilidad y poder concentrarme en escribir un historia.

Cualquier escritor sabe que necesita estar lejos de los ojos curiosos, no importa sobre que o sobre quien escriba. La soledad es necesaria para poner en orden las ideas y dejar que los dedos se encarguen de plasmarlas.  Aunque nadie sabe cómo se generan, si entendemos que disponemos de solo unos segundos atraparlas y no dejar que las musas se lleven la inspiración a otra parte.

No tengo la necesidad de escribir horror o ciencia ficción y no lo hago todo el tiempo. Aunque me gustaron siempre las historias de horror,a  veces escribo sobre mis experiencias y forma de ver la vida. Como cualquier persona, me aíslo del entorno para meditar sobre lo que debo hacer y las decisiones que debo tomar. En unas de esas meditaciones, decidí que ocuparía parte de mi tiempo en escribir.

30-08-10_1044

Trabajando

2015-02-22 12.10.02

Lago by Y. J. Rivas

Comencé a escribir de manera recurrente para mi mismo cuando comencé a viajar, de allí que mi carrera tenga mucho que ver con mi amor por la escritura. Tenía el deseo y la necesidad de dejar un pequeño diario de mis viajes, algo que recomiendo a cualquier viajero y sobre todo a los estudiantes de turismo. He pensado que debería tomar un tiempo para escribir en este blog sobre mis viajes.

1c9376f42b55d384ad09b4f351a049cb 1 IMG_0865

Cuando me enamoré por primera vez, dediqué mis letras a la mujer más hermosa que conocí y fué cuando compartí mi mundo con alguien más. Entonces supe que podía compartir historias con otras personas, tal vez no de manera oral pero si de manera escrita. Decidí convertirme en escritor.

img096

En el Páramo. Pico Espejo, Edo. Mérida

Gastrosofía: La poesía también se come

La gastronomía es un expresión de las costumbres del hombre y por lo tanto de la cultura de un pueblo. En la gastronomía tenemos que exigir el uso de más de nuestros cinco sentidos para completar la experiencia y donde los poetas no se expresan con palabras, lo hacen a través de los sabores, los aromas, las texturas y los colores, lo que los convierte en unos verdaderos artistas.

En la gastronomía a los poetas se les llama cocinero, siendo “Chef “un título que deben ganarse con la experiencia, el respeto, no sólo por su técnica sino también por su sensibilidad artística . Pueden tener millones de seguidores y fans en todo el mundo porque conmueven, con su arte culinario, los corazones de los que están dispuestos a dejase seducir en la vivencia gastronómica.

El labor del cocinero es entonces, más que un trabajo, una verdadera pasión, pues se requiere que los adeptos de este noble arte, posean destrezas únicas y que además, se sientan identificados con su desempeño como gestores culturales y precursor de un arte tan antiguo como la misma historia.

Hay un detalle que se debe tomar en cuenta. Chef, significa “Jefe” por lo tanto, EL Chef no es Chef únicamente porque posea un título, al contrario de lo que se hace pensar en las escuelas gastronómicas aunado a la gran competencia en el mercado de la hostelería, el cocinero recién graduado, debe comenzar desde abajo, aprendiendo de los que, ya estando en el mercado laboral y haber adquirido suficiente experiencia, poseen habilidades y conocimientos derivados de la práctica y que le muestran la mejor manera para que, usando sus técnicas desarrolle destrezas propias y que sean competitivas en relación a las nuevas tendencias y demandas de los comensales más exigentes. Por lo tanto, en el mundo gastronómico la técnica es esencial pero se ve complementada con la experiencia personal adquirida durante el ejercicio de su arte.

Arepa Venezolana. Fuente: yoteinformo.wordpress.com

Al igual que un escritor o un poeta, el cocinero va desarrollando sus habilidades en la práctica por lo tanto no se puede ser cocinero si no se está cada día bajo aquella marea de sabores, olores y la cacofonía característica de aquel salón artístico que llamamos cocina.

 La cocina ha dejado de estar reservada sólo para amas de casa  desde que la monarquía francesa cayó y surgió aquel personaje en el año de 1765 llamado Monsieeur Boulanger dueño de un establecimiento de nombre Champú d’Oiseau y que dando su grito de guerra: “Venis ad me omnes qui stomacho laboratis et ego restaurabo vos” (Vengan a mi todos aquellos cuyo estómagos, yo los restauro) inició la restauración gastronómica propiamente dicha y con ella Los Restaurantes.

resto-1-360x273

El proceso de cocinar se inicia desde el momento que el cocinero formula la receta y escoge los ingredientes para el plato que quiere crear. Al momento de combinar los ingredientes e iniciar su obra, el cocinero debe estar atento a cada detalle en cuanto a sabor, aroma y aspecto se refiere.

IMG_20130623_00201123

Estudiantes de Gastronomía y Gestión de la Hospitalidad del Colegio Universitario de Caracas. Foto tomada por YJRivas

Al igual que una obra de arte en una galería, las obras de incontables artistas gastronómicos son expuestas para el deleite de los paladares que gritan de angustia por una restauración exquisita.


Preso de amores

De Baltasar del Alcázar

(Sevilla 1530 – Ronda 1606)

Tres cosas me tienen preso
de amores el corazón,
la bella Inés, el jamón

y berenjenas con queso.


Esta Inés (amantes) es
quien tuvo en mí tal poder,
que me hizo aborrecer
todo lo que no era Inés.

Trájome un año sin seso,
hasta que en una ocasión
me dio a merendar jamón
y berenjenas con queso.

Fue de Inés la primer palma,
pero ya júzgase mal
entre todos ellos cuál
tiene más parte en mi alma.

En gusto, medida y peso
no le hallo distinción,
ya quiero Inés, ya jamón,
ya berenjenas con queso.
Berenjenas al pesto
Alega Inés su beldad,
el jamón que es de Aracena,
el queso y berenjena
la española antigüedad.

Y está tan fiel en el peso
que juzgado sin pasión
todo es uno, Inés, jamón,
y berenjenas con queso.

A lo menos este trato
de estos mis nuevos amores,
hará que Inés sus favores,
me los venda más barato.

Pues tendrá por contrapeso
si no hiciere razón,
una lonja de jamón
y berenjenas con queso.

Fuentes:

También pueden visitar mi blog dedicado únicamente al turismo que recientemente estoy compartiendo con todos ustedes www.turistosofía.wordpress.com

Turismo, la otra versión de la ciencia.

Cómo escritor es fácil expresar las ideas que se generan en la mente y que no siempre tienen fundamentos teóricos reales.  En el caso del turismo, el escritor debe tener en cuenta aquellas variables teóricas  concernientes a la turismología y su aplicación en la practica de un mundo real y competitivo. Muchos son los websites y libros que nos hablan sobre el concepto de turismología, sus orígenes, sus características e incluso el campo de trabajo y su relación social y económica.

Ahora bien, ser un escritor y un turismologo consiste en formarse como un especialista en el campo social, ya que el turismologo y el escritor trabajan, para la sociedad. Escribir y aportar los conocimientos que se tengan en una determinada ciencia son una responsabilidad y una forma sencilla de compartir sus saberes con la comunidad en general.

Lo cierto es que, la actividad turística tiene un amplio horizonte, a veces tan amplio que es muy común confundirlas con otras actividades económicas. La Organización Mundial del Turismo la define como  “…los viajes y estancias que realizan personas en lugares distintos a su entorno habitual, por un período superior a un día e inferior a un año, por ocio, negocios u otros motivos”(OMT)  y que “…implica desplazamiento momentáneo con realización de gasto de renta, cuyo objetivo principal es conseguir satisfacción con los bienes y servicios que se ofrecen a través de una actividad productiva, generada mediante una inversión previa…” (Mintur, 2012).

Teóricamente, quien se se especializa en el área del turismo, se le denomina turismólogo y éste debe ser el que participa activamente en la planificación y ejecución de la políticas y/o proyectos destinados a la actividad turística. Sin embargo, la planificación y ejecución de la actividad turística no es una ciencia tan hermética como la medicina, la arquitectura o la ingeniería; es decir, cualquiera que no tenga un titulo especializado en el área de turismo bien puede desarrollarse dentro de ésta actividad, algo que no sucede en otras ciencias. Por lo tanto el Turismo no debe comprenderse como un ciencia sino más bien como un fenómeno que puede estudiarse desde diferentes puntos de vista.

En la medicina, quien practica las labores de medico, tiene obviamente que tener un titulo y una experiencia acumulada en su área y no puede ejercer su profesión sin éstos requisitos indispensables, pero tampoco nadie más puede hacerlo,es decir; un licenciado en matemáticas no puede ejercer como medico, un físico o incluso un ingeniero no pueden ejercer como médicos, así como tampoco a un medico puede conferirsele la construcción de un edifico. Ambos tienen sus requisitos y sus campos de trabajo bien definidos. Ese no es el caso del turismo.

Muchos de lo que hoy se dedican a definir panorama de la actividad turística, no son turismólogos y probablemente en sus estudios y trabajos anteriores la practica de la turismologia no este presente. Ésto representa un desplazamiento de los verdaderos expertos por parte de otros expertos, en otras áreas, diferentes a lo que dictan sus carreras de vidas, Ésto llevaría a analizar el termino que nos define como turismólogos. En teoría se conoce como turismólogo “al profesional egresado de la universidad en el área de turismo, que conoce, estudia y analiza el turismo plenamente, este profesional tiene el grado de Licenciado en Turismo, ellos son investigadores que estudian el turismo desde el punto de vista científico.”

Escudriñar las debilidades de la turismología es una tarea ardua porque, aunque es una de las áreas de la ciencia que estudia la actividad más antigua del planeta, es un bastante joven y que por su naturaleza es difícil limitar su campo de influencia. Es difícil pero no es imposible. Por lo tanto se debe estudiar el fenómeno turístico en base a las experiencias humanas, pues estás son el motor de la actividad turísticas permitiéndonos hacernos las preguntas de ¿Por que los humanos viajan? o ¿Para qué los humanos viajan? además de considerar no únicamente al viajero sino también a la persona que brinda el servicio ya que,ambas comparten experiencias y éstas se quedan con ellas por el resto de sus vidas.

Si la consideramos como una actividad socioeconomica sabemos entonces los campos en las cuales, ésta ciencia se manifiesta. Considerando a sus profesionales como, no sólo economistas sino que además son sociólogos que se especializan en el las demandas y las ofertas que llevan a las personas a desplazarse de un lugar a otro. Lo cierto es que, el campo del turismologo aún no está bien establecido y se considera que un economista o un sociólogo puede ejercer las labores dentro del campo de la turismologia. Pero hay que tener otras aptitudes y probablemente ésto sea  lo que genera cierta ambigüedad; se debe ser ambientalista, administrador, publicista, historiador y geografo y tener grandes conocimientos en cultura.

Muchos podrían llegar a pensar que la turismología es un arte por la cantidad de conocimientos y aptitudes que se necesitan. Entonces la propuesta sería, para aclarar ésta situación, una solución sencilla: Especializaciones.

Al igual que la medicina, en la turismología hay muchas ramas y todas ella confluyen y son intrínsecas en la actividad turística.  En la medicina, existen especializaciones como, ginecología, endocrinologia, neurología, cardiología, etc. Que se especializan en un órgano especifico del cuerpo y a todos ellos se les llama doctores o médicos como un termino común, siendo ginecólogo, endroquino, neurologo, cardiologo, etc los términos técnicos que corresponden a cada especialista.  ¿Podremos aplicar ésta clasificación a la turismología?

Seria definir el turismo como una ciencia que se necesite de varios especialistas en cada área de la turismologia. Pero se nos presenta un problema, ya hay economistas, hay carreras de geografía e historia e incluso de ambiente. ¿Entonces la turismologia es el circulo que las encierra a todas y toma al hombre como su epicentro, concentrando se en su desplazamiento y su relación con su ambiente? Parece que sí.

¿Cómo podríamos entonces delimitar la gestión de la turismología? La respuesta es, que no se haga, por el simple hecho de que no se podría, puesto que estudia al hombre.  Entonces generaríamos ramas de especialización. Por ejemplo, estudias tres años de turismo y los otros 5 de especialización dependiendo de la rama que quieras escoger; por ejemplo: Turismo con especialización en historia, Turismo con especialización en geografía, Turismo con especialización en economía, turismo con especialización en sociología, etc.

Y se denomina “Turismo con especialización en” porque necesitamos que estén orientadas al turismo y que éste debe ser la base fundamental de su carrera. Ésto debería ponerse sobre la mesa de debate si se quiere que el turismo sea una fuente de ingreso con un alto porcentaje en el PIB de un país, que sustituya, sobre todo en Venezuela, la participación de la renta petrolera, donde la energía nuclear no es un opción y aunque lo fuera, el turismo siempre será una actividad inherente y fundamental para el desarrollo del ser humano.

Una vez resuelto ésto, podríamos especializar a los turismologos en servicio, en los que entrarían los de la rama hotelera y gastronómica, considerándolos como el motor principal, debido a que son éstos los que verdaderamente reciben y ofrecen los servicios establecidos por las empresas para la cuales trabajan. Tenemos mesoneros, azafatas, anfitrionas,  cocineros, bartenders, agentes de viajes, guías de viajes, choferes, y recreadores que deben estar al tanto,  como todos los demás integrantes, de que pertenecen a un sistema turístico y que , al igual que una reloj, cada engranaje es vital para el pleno funcionamiento del sistema.

Literatura, turismo y coctelería

     Desde hace días he tenido en la cabeza la idea de escribir algo para el turismo, después de todo es mi profesión. Sin embargo he escrito desde mucho antes de comenzar una carrera universitaria y apuesto a que mucho de ustedes también. Desde escribir un diario hasta una carta para un ser amado (si, antes del whatsapp o facebook se escribían cartas) e incluso escribir poemas o cuentos para la clase de literatura de la preparatoria.

    Lo cierto es que, el turismo y la literatura no son diferentes. En ambos el viaje, la recreación y las experiencias forman parte fundamental del desarrollo personal del turista o del lector.  En el turismo se invita a que dichos turistas visiten aquellos paisajes que, siendo reales, parecen sacados de un cuento. Se motiva al viajero a que entre en un mundo que puede no conocer, desde un museo donde descansan las obras de artistas inmortales de todo el mundo hasta aquellos espectaculares monumentos naturales cargados de una belleza de ensueño. En el turismo es primordial la primera experiencia y de allí a que, el turismo y el romance pueden complementarse. Se puede comparar al turismo con la experiencia del primer beso y con aquella emoción y el recuerdo de la primera vez.

    En el turismo es vital que, la comunidad receptora , hablando en términos técnicos, sea amable y este abierta a la alimentación de los turistas y visitantes. La relación entre el anfitrión y el huésped debe ser lo suficientemente cercana como para establecer una relación duradera y solida. Tenemos entonces un campo en el que la relación personal y las emociones son intrínsecas en el campo de la actividad turística.

      En el caso de la literatura pasa lo mismo, la única diferencia es que, al lector se le invita a viajar a escenarios fantásticos y que los visualice e imagine como reales, por supuesto que, el escritor se vale de lugares conocidos, aquellos en los que el mismo ha sido huésped para crear mundos y trasmitir sus experiencias o contarnos historias maravillosas. En la literatura la experiencia personal es fundamental, no por el simple hecho de que el escritor cuente una historia personal sino que el lector, interpretará éstas historias de acuerdo a su propia experiencia personal y la aplicará a su vida diaria. Entonces tenemos que el turismo y la literatura son complementarias, la una a la otra y ambos son fundamentales en el desarrollo del ser humano.

     En la literatura, el escritor aunque se base en lugares que conozca, está creado, de allí que se considera a la literatura como un arte que usa la palabra para expresar una idea, un sentimiento o una experiencia que puede tener una trascendencia particular. Entonces tenemos literatura y turismo que son transcendentales, pero nos hace falta algo importante que agregar, el arte de la coctelería.

   ¿Por que consideramos a la coctelería como una arte? es muy sencillo, en la coctelería, el Barman, aunque puede usar una receta, también crea. Incluso cuando se fija en una receta de algún cóctel clásico como el Martini o un Daiquirí el barman le colocará su toque personal. En la coctelería hay un deseo y una pasión por investigar y aprender todo acerca de un cóctel y sus ingredientes y la manera en que éstos se pueden combinar para crear nuevos sabores, sensaciones , aromas, texturas, colores, densidades, niveles de volumen alcohólico, conjugando equilibrio y armonía en su contenido que invitan a ser degustados.

     Eso quiere decir que al barman también se le puede considerar un artista (modestia aparte) porque al igual que un escritor, está motivado a crear y sorprender con su creación a su publico espectador y degustador, porque no se trata únicamente del producto final sino también el estilo, la etiqueta y la técnica que el barman usa en la producción de su obra. Entonces tenemos que la coctelería y la literatura se valen de técnicas especializadas para la creación de un cóctel o de obra literaria.

   AL final tenemos la literatura, el turismo y la coctelería como expresiones de arte y formas de expresar y conocer el mundo que nos rodea, así como interactuar con personas de todo el mundo, bien sea  detrás de un escritorio en una agencia de viajes, de una barra en un restaurante o simplemente a través de un poema, pero siempre estaremos dispuestos a crear o dejarnos atrapar en la creación de otros, viajando al rededor del mundo y acumulando hermosas experiencias que son tan nuestras como nuestros sentimientos y que nada ni nadie nos lo podrá quitar jamás.